Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un libro convulsiona el Vaticano

El Tribunal de la Rota pide el secuestro de una obra sobre interioridades de la curia romana

Nunca antes el romano Tribunal de la Sacra Rota había tomado una decisión así: solicitar el secuestro en toda Italia de un libro que, escrito bajo el seudónimo de Los Milenarios, relata interioridades escandalosas de la vida de la Santa Sede. Se trata de un texto en clave, en el que sólo resultan reconocibles los personajes denunciados para quien esté muy al corriente de la vida vaticana. Aun así, el libro, publicado por la editorial Kaos, está repleto de acusaciones contra la jerarquía vaticana, algunos de cuyos personajes son abiertamente acusados de homosexualidad, mientras a otros se les tilda de pérfidos instigadores y arribistas. Además de pedir el secuestro del libro, el tribunal pontificio, con un decreto del pasado 21 de junio, ha abierto diligencias contra monseñor Luigi Marinelli, un obispo jubilado que trabajó durante 35 años en la Congregación para las Iglesias Orientales, como presunto autor o coautor del volumen, titulado Via col vento in Vaticano, y firmado por I Millenari, un apodo que podría responder a un juego de letras del apellido Marinelli. El interesado, un monseñor de 72 años, que vive jubilado en un apartamento con terraza en Roma, negaba ayer rotundamente esta hipótesis, al tiempo que insistía en que todo lo que se cuenta en el libro "es verdadero". "Hemos omitido los hechos más graves", declaraba al diario milanés Il Corriere della Sera Marinelli. "El equipo ha llegado a la conclusión de que era mejor no publicarlos y dulcificar un poco el contenido. En lo que a mí respecta, he contado las injusticias sufridas en 35 años. Las mías y las de muchos otros defenestrados".

El autor declina asumir la responsabilidad completa sobre una obra colectiva, en la que han intervenido, asegura, religiosos que trabajan todavía en la Santa Sede. "Somos un grupo de religiosos italianos y no italianos. Es comprensible que se necesitara un portavoz, y se decidió que ese portavoz fuera yo porque estoy jubilado". Para Marinelli, la intención básica del libro es denunciar el arribismo que guía los pasos de los sacerdotes en la Santa Sede, mientras critica con especial énfasis los criterios de elección de obispos.

Via col vento in Vaticano (Lo que el viento se llevó en Vaticano) se autodenomina "panfleto de carácter religioso" y ha sido publicado por Kaos Edizioni, una editorial radical que se define "laica y anticlerical", especializada en informes-denuncia contra los poderes fácticos. Entre sus títulos, siempre polémicos, pueden citarse En defensa del comunismo en la historia del siglo XX y Fiat, automóvil y sobornos. El libro tiene 288 páginas repletas de reflexiones sobre los pastores de la Iglesia católica y un buen número de cotilleos y maledicencias en clave: el prelado estadounidense devuelto a casa a causa de un notorio vicio; el obispo de una diócesis de Italia central promovido al Vaticano después de pasar por un tribunal civil acusado de abusos sexuales; el monseñor a punto de ser promovido a cardenal sorprendido en la frontera con una maleta llena de dólares...

La única revelación comprobable es la que se refiere a la falsa entrevista del cardenal Giuseppe Siri, publicada en vísperas de la elección a la silla de Pedro de Albino Luciani -el malogrado papa Juan Pablo I-, el 6 de agosto de 1978. Una entrevista absolutamente falsa, que destruyó las posibilidades del cardenal Siri, uno de los papables más firmes en aquel cónclave, de llegar a ser Pontífice. Por lo demás, el libro apunta el dedo acusador contra el llamado lobby polaco, llegado a Roma con el papa Karol Wojtyla y contra las pasiones secretas de algunos prelados. Por ejemplo, uno de estos personajes sin rostro comenta a sus amigos que ha hecho "voto de homosexualidad" para no incurrir en el pecado de perseguir a las mujeres. La masonería, que, según los autores del libro, ha infiltrado todas las esferas del poder vaticano, recibe también su ración de críticas.

"Como el libro habla mal de los humanos y no del Espíritu Santo, hemos intervenido nosotros y no la Congregación para la Doctrina de la Fe, del cardenal Joseph Ratzinguer", explican en la Rota, que actúa a instancias de una denuncia privada. Lo más incomprensible, con todo, de esta iniciativa de la Rota es que ha servido para desorbitar una polémica que se había mantenido hasta ahora en un tono menor. Via col vento in Vaticano había sido publicado en febrero, en una edición restringida, y apenas había despertado el interés de la prensa italiana. Ahora, tras la decisión del tribunal, las copias del libro se han agotado y todos los diarios del país se han hecho eco de la escandalosa historia, un duro ajuste de cuentas entre monseñores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de junio de 1999