Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El coordinador regional de IU reconoce su derrota "sin paliativos" a los 12 días de las elecciones

Ángel Pérez, coordinador regional de IU y candidato de esta coalición a la Comunidad en las pasadas elecciones, ha reconocido, a los 12 días de celebrados los comicios, haber sufrido una derrota "sin paliativos". Pérez achacó el retroceso electoral (el grupo parlamentario ha pasado de 17 diputados a 9) a la abstención de más del 50% de su electorado, "que no se ha ido a otro sitio, sino que ha hecho una crítica interna". Pérez justificó el tiempo que aguardaba hasta aparecer ante la opinión pública por el "largo debate" que IU ha tenido tras las elecciones. El coordinador regional de IU explicó que, durante todo este tiempo de reflexión, la coalición ha llegado a la conclusión de que "estas elecciones han demostrado que el PP no es imbatible", ya que si se hubiera movilizado todo el voto de la izquierda los populares no habrían ganado. "El PP gobernará por nuestra incapacidad para movilizar nuestro voto", reconoció, "hecho que nos acarrea una gran responsabilidad". Pérez abogó por la necesidad de continuar con el mensaje de la unidad de la izquierda, "que sigue vigente, ya que se ha demostrado que, aunque el PSOE recupere su voto, si IU baja, la izquierda no tiene poder suficiente para ganar a la derecha".

Crítica sindical a Pérez

Por su parte, los dirigentes de Comisiones Obreras, que rubricaron durante la campaña electoral un manifiesto de apoyo a Ángel Pérez, le remitieron ayer una carta en la que, con tono muy crítico, reclaman al coordinador regional de IU "una nueva propuesta a la sociedad" desde la coalición y lamentan los múltiples errores que, a su juicio, cometió esta formación política durante la campaña. El escrito va firmado por el secretario general de educación de CC OO, Jaime Cedrún -que ejerció de portavoz de los promotores del manifiesto original-, y por otros 10 responsables sindicales en áreas como transporte, prensa, hostelería o metal. La carta arranca con un "estimado Ángel". Es la única concesión amable que se desliza en sus tres folios. A continuación, los sindicalistas advierten de que los malos resultados del 13 de junio no se pueden atribuir "al bipartidismo, el voto útil, las oscuras operaciones mediáticas o, según la argumentación más sangrante, la imbecilidad de los votantes, que no entienden el mensaje". Más bien sucede que IU se ha enrocado en un discurso excluyente, "una opción marginal que deja sin representación política a los cientos de miles de ciudadanos de izquierdas que no se identifican con el PSOE".

Los remitentes de la carta no eluden alguna alusión velada al propio Pérez, como cuando critican el "silencio estremecedor de algunos responsables" después del 13-J. Sin embargo, el tiro se eleva casi siempre a la dirección federal; esto es, a Julio Anguita. Así, se recalca: "Los votantes de IU se han manifestado en contra de las dos orillas, del "con criminales no se pacta", de la denuncia simplista a la OTAN y de que los referentes sindicales sean USO y CGT, mientras a CC OO se le tilda de sindicato del pensamiento único". Por ello, la misiva finaliza con la petición al consejo político de que acepte "todas las dimisiones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 1999