Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anticorrupción vincula a Gil con Al Kassar y la Mafia siciliana

La Fiscalía Anticorrupción contraatacó ayer la decisión de la juez decana de Marbella, Pilar Ramírez, de estimar la queja de Jesús Gil denunciándola ante el Consejo General del Poder Judicial. En el escrito se vincula al alcalde de esa ciudad con el padre y el hermano de la magistrada y a los tres con conocidos miembros de la Mafia siciliana que han blanqueado dinero en la Costa del Sol. El fiscal ha pedido al Consejo que expediente a Ramírez por falta muy grave.

La denuncia contra la juez decana Pilar Ramírez, que el pasado lunes estimó la queja de Jesús Gil contra el juez instructor del caso Atlético, Santiago Torres, y los fiscales anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo y Carlos Castresana, se centra en que ésta debió abstenerse de conocer de dicha queja y de que no puede ejercer como juez en Marbella, ya que su hermano y su padre mantienen importantes actividades mercantiles y profesionales en la localidad. El escrito de Jiménez Villarejo establece que el padre de la juez, Juan Ramírez Rodríguez, y su hermano, Juan Carlos Ramírez Balboteo, han tenido relaciones comerciales mediante sociedades "asesoradas, administradas, participadas o representadas" con los italianos Gianni Meninno, Felice Cultrera, Angelo Salamini y Ugo Giovanni Giannino, todos los cuales han sido "vinculados al clan de Benedetto Nitto Santapaola, familia dominante en Catania de la Mafia siciliana, denominada Cosa Nostra".

Gianinno, siempre según el escrito del fiscal, "tiene antecedentes por estafa y receptación y está relacionado con Cultrera y Monzer al Kassar, investigado en su día por supuesto tráfico de armas. Meninno tiene antecedentes por delitos contra la libertad de expresión, insolvencia punible y estafa y se le considera el lugarteniente de Cultrera".

A su vez, Cultrera "tiene antecedentes por el control de diversos casinos de juego, organización internacional de tráfico de estupefacientes, estafa, extorsión, chantaje, blanqueo de dinero procedente del tráfico de heroína y tráfico de armas", entre otros. Salamini tiene antecedentes "por bancarrota fraudulenta, estafa y tráfico de drogas".

Según la denuncia, "parece que tanto el padre como el hermano de la magistrada decana han estado sirviendo como representantes, asesores o socios del grupo vinculado a la Mafia siciliana destinado a blanquear ingentes cantidades de dinero de Cosa Nostra en la Costa del Sol".

Entre los clientes o socios de Juan Carlos Ramírez figura también, según Jiménez Villarejo, Bernardino Torres Hernández, vinculado a las más importantes organizaciones internacionales de tráfico de drogas y particularmente al cártel de Medellín. En España fue condenado a 15 años de prisión por la introducción de un alijo de 500 kilos de cocaína.

La relación entre los Ramírez y los mafiosos italianos "no se limita a los primeros años 90, sino que se mantiene en la actualidad", aunque su actividad, según el fiscal, se ha "sumergido" y el hermano de la juez no firma ya las demandas "para no poner de manifiesto la incompatibilidad de aquélla".

"Importantes relaciones"

El fiscal asegura también que Pilar Ramírez debería haberse abstenido de conocer las incidencias gubernativas y de los procedimientos judiciales en los que sea parte el alcalde de Marbella, dado que, según la fiscalía, "Jesús Gil ha mantenido importantes relaciones con el hermano y el padre de la señora Ramírez y también con los clientes y socios de éstos, y precisamente con los italianos vinculados a la Mafia". El fiscal señala que, como consecuencia de informaciones procedentes de autoridades policiales y judiciales de Italia, se incoaron las diligencias previas 365/91 del Juzgado Central número 5, cuyo titular es Baltasar Garzón, en las que se acordó intervenir telefónicamente las líneas utilizadas en Marbella por Cultrera, Mennino, Salamini, Gianinno y sociedades vinculadas a los Ramírez como Menimar, Desjipo, Giamar, promociones Urbanas, SA, y Kermosa, entre otras.

El grupo investigado, prosigue el fiscal, estaba vinculado por las autoridades italianas a la organización mafiosa liderada por Santapaola y entre las personas "que mantenían una relación de amistad comercial con Felice Cultrera, el Servicio Central de Estupefacientes español identificó a Jesús Gil".

"La información conjunta del referido Servicio Central de Estupefacientes español y de las autoridades italianas identificó también a Jesús Gil como uno de los interesados en la adquisición, en una "importante operación financiera" de un paquete de acciones del Instituto de Crédito Saudibank, operación que estaba siendo llevada a cabo por "la organización criminal encabezada por Felice Cultrera". Además de Jesús Gil intervenían en la operación Albert Chamad, reclamado por las autoridades de Egipto por tráfico de drogas y por las de Francia por asesinato frustrado, quien actuaba por cuenta de Monzer al Kassar y el multimillonario Adnan Kashogui y otro individuo residente en las islas Caimán apellidado Miller".

De la misma forma, "el Servicio Central de

Estupefacientes vinculó a Jesús Gil, Cultrera y Meninno con la adquisición de la sociedad Puerto Deportivo José Banús, que estaba intentado realizar Felice Cultrera". En dicha operación, se planeó hacer figurar como adquirente al Ayuntamiento de Marbella, lo que procuraría Gil, quien también se comprometió a otorgar las licencias de construcción oportunas a los grupos afines a Cultrera.

A cambio, los italianos se comprometieron a "ayudar económicamente a Jesús Gil en las campañas electorales que precise", siempre según los informes de la citada unidad policial.

Para la preparación de esos acuerdos "se organizó un viaje a Catania (Sicilia) en el que debían desplazarse Gil, Cultrera y Meninno. El viaje no se realizó porque el otro interesado, el jeque Hassan Enani, ex secretario de la Casa Real de Arabia Saudí, se negó a viajar a Sicilia, sustituyéndose entonces el lugar de encuentro por el de Roma".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 1999

Más información

  • El fiscal pide que se expediente a la juez Ramírez