Finaliza en EEUU el culebrón 'Melrose Place' tras siete años en antena

Terminan siete años de infidelidades, lencería fina, matrimonios, divorcios, psicópatas y explosiones. La cadena estadounidense Fox ha puesto fin a Melrose Place. El culebrón (emitido en España por Tele 5) se había estirado hasta el ridículo, y su productor, Aaron Spelling, ha tenido que dejar marchar a una de sus criaturas preferidas y todo un fenómeno televisivo en los últimos años.Comenzó a emitirse en el verano de 1992 para aprovechar el tirón de Sensación de vivir. Las dos series, ambientadas en Los Ángeles, tenían tramas y formatos similares, pero en Melrose se aumentaba un lustro la edad de los protagonistas. La Fox estuvo a punto de cancelar la serie en la primera temporada, pero Spelling encontró la forma de sacarla a flote: llamó a Heather Locklear, una de las estrellas de otro de sus famosos culebrones, Dinastía, y Locklear asumió el papel de la malvada Amanda Woodward, una agresiva ejecutiva publicitaria. El público se enganchó al escueto vestuario de los actores, a la mezquindad de sus maquinaciones y a los cotilleos sobre la vida real de Locklear, parecida en cierto modo a la de su personaje: se divorció del rockero Tommy Lee (que la dejó por Pamela Anderson y una cámara de vídeo) y se casó con otro duro del rock, Richie Sambora.

De los personajes que comenzaron en la serie, tan sólo quedan dos:  Michael (Thomas Calabro) y Jane (Jossie Bisset), aunque ésta volvió en la última temporada después de marcharse dos años antes. Atrás quedan Billy (Andrew Shue), Alison (Courtney Thorne Smith), Sidney (Laura Leighton), Matt (Doug Savant), Jake (Grant Show), Jo (Daphne Zuniga) y Kimberly (Marcia Cross). De todos ellos, sólo Courtney Thorne Smith encontró trabajo fuera de los apartamentos de Melrose Place: interpreta el papel de la abogada Georgia en la serie Ally McBeal.

"A Spelling se le conoce más porque sus actores son guapos y no son buenos. A David E. Kelley [creador de Abogados y Ally McBeal] se le conoce porque sus actores son fantásticos y no son guapísimos", ha declarado a la revista TV Guide Thomas Calabro, el único actor que ha estado en la serie de principio a fin. En todo caso, ninguno de los habituales y bien pagados actores de Melrose Place pasará hambre: "No me importaría nada si no vuelvo a trabajar nunca más", reconoce Calabro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de mayo de 1999.