Vuelve el Midas del pop

Tal que un Midas contemporáneo, Manolo García convierte en oro todo lo que toca. Fue oro El Último de la Fila, y en oro ha convertido la Arena en los bolsillos, que supuso su primera aventura en solitario tras la desaparición de su anterior banda. Más de 600.000 ejemplares vendidos atestiguan el impacto de un disco que ha seguido caminando por la senda que en su día abrió El Último de la Fila, banda cuyo estilo ha alargado su sombra en las canciones compuestas por un Manolo García que en esta obra en solitario se estrenaba como compositor. Cómo no, oro también ha sido la dilatada gira de presentación de su disco, que hoy cierra en un local de resonancias especiales para los rockeros y pop-rockeros de este país. Y todo el aforo del Palau de la Música se agotó en apenas 18 minutos, tiempo más que suficiente para que sus fans tirasen de terminales agotando todo el papel. Muchos son los que se han quedado en la calle, algunos de ellos incluso tras horas de estoica cola ante las taquillas del Palau de la Música, pero ya se sabe que la felicidad es esquiva. Ante los afortunados que esta noche (22:00 horas) acudan a verle al Palau de la Música, Manolo García repasará sus canciones en solitario y, tal y como ha venido haciendo a lo largo de toda la gira, recuperará esas gemas del pop nacional que firmó Quimi Portet para que él las cantara en el Último de la Fila. Será, pues, un baño de multitudes y emoción que harán sudar las nobles paredes de un recinto que esta noche temblará.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de mayo de 1999.

Lo más visto en...

Top 50