Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza atribuye al 'comando Donosti' el arsenal hallado en Andoain

El arsenal descubierto el martes por la Ertzaintza en un piso de la localidad guipuzcoana de Andoain formaba parte de la infraestructura del comando Donosti y fue, probablemente, uno de los refugios de José Luis Geresta Mujika, el militante de ETA hallado muerto en Rentería el pasado 20 de marzo. El etarra, según las investigaciones realizadas en su día por la Ertzaintza, estuvo vagando tres días por el monte entre Rentería y Andoain tras la captura de sus compañeros de comando antes de quitarse la vida de un disparo.La vivienda había sido abandonada precipitadamente por sus inquilinos, un hombre y una mujer, en marzo pasado. La denuncia del impago del alquiler durante varios meses, realizada por el propietario de la casa, motivó la diligencia de desahucio ordenada por el Juzgado de Instrucción de Tolosa y el posterior descubrimiento del arsenal.

El registro fue ordenado por el Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional y realizado en presencia del juez de Tolosa. En el interior del piso, situado en el número 2 de la calle de Plazaola de Andoain, la policía autónoma encontró dos revólveres, una pistola, una escopeta, un fusil de asalto, cuatro subfusiles, cuatro granadas con sus correspondientes tubos lanzadores, 17 kilos de explosivos, temporizadores, aparatos electrónicos y munición de distintos calibres, así como teléfonos móviles, un escáner y diversa documentación.

El departamento vasco de Interior confirmó ayer como hipótesis más probable que este piso fuese parte de la infraestructura del comando Donosti, utilizada por el talde (grupo) de José Luis Geresta Mujika. Las fechas en las que fue abandonada la vivienda coinciden con los días previos a su muerte y con la operación policial desarrollada en París contra el jefe militar de ETA, José Javier Arizkuren Ruiz, Kantauri, que en el momento de su detención estaba acompañado de la activista del Donosti Irantzu Gallastegi y otros cuatro militantes de la organización terrorista.

Esta intervención dio origen a la inmediata desarticulación en la capital donostiarra del nuevo grupo del comando Donosti, formado por Sergio Polo y Kepa Etxeberria, que se había instalado a principios de año en pleno centro de la ciudad y estaba recopilando información.

Aunque este grupo operaba de forma independiente, la intervención policial de París contra Kantauri propició también la detención de la novia de Geresta, Nekane Txapartegi, que fue acusada de colaborar con la banda armada.

Según las investigaciones de la Ertzaintza, la cadena de detenciones tras el desmantelamiento del comando provocó que Geresta Mujika abandonara el piso de Andoain y se refugiara en los montes situados entre esta población y Rentería. Allí fue hallado el 20 de marzo con una bala en la cabeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 1999