Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTOMOVILISMO

Puras y Sainz, protagonistas de la última etapa del Rally de Córcega

Dos pilotos españoles, el cántabro Jesús Puras (Citroën) y el madrileño Carlos Sainz (Toyota), afrontan la última etapa con el podio del Rally de Córcega a la vista, y a poco que se descuide el principal favorito local, Phillipe Bugalski (Citroën), intentarán pelear por la victoria. Cuando quedan 109 kilómetros de carrera, Bugalski sólo tiene 6,3 segundos de ventaja sobre su compañero Puras, segundo, y 27,8 sobre Sainz, tercero.El líder francés parecía empezar a sentenciar el rally mediada la jornada de ayer. Con las ventajas de correr en casa, sobre un terreno bien conocido, y con un coche de dos litros, más ligero que los world rally cars, Bugalski había abierto un hueco casi definitivo. Sin embargo, de manera imprevista se abrieron los cielos y la lluvia se convirtió en la aliada de los españoles.

Cuando apareció el agua,durante el penúltimo tramo del día, los coches ya habían arrancado para las dos últimas pruebas cronometradas. Todos llevaban neumáticos de seco y en esas circunstancias tanto Puras como Sainz demostraron más valor que su rival. Así, en sólo 16 kilómetros, pudieron recortar en medio minuto la ventaja de Bugalski y dejaron la lucha abierta para la jornada final.

Victoria difícil

"Me parece muy difícil que podamos pelear por la victoria", explicó, sin embargo, Sainz. El bicampeón deberá también controlar el acoso del escocés Colin McRae (Ford), uno de sus enemigos en el campeonato del mundo, que ocupaba anoche la cuarta posición, apenas 10 segundos por detrás de él. Por el contrario, otros dos rivales importantes, su compañero Didier Auriol y el actual líder del Mundial, el finlandés Tommi Makinen (Mitsubishi), están descartados. Ayer acabaron quinto y octavo.Ambos se beneficiaron de los problemas de fiabilidad que afectaron a los Peugeot world rally car de los franceses François Delecour y Gilles Panizzi, que se estrenaban en el Mundial en esta sexta prueba de la temporada. El segundo tuvo que abandonar por una avería y el primero se vio retrasado después de haber ocupado durante mucho tiempo la tercera posición, por delante de Sainz.

Delecour fue el único capaz de tutear a los livianos Citroën. Sólo él, con su mejor tiempo en el primer tramo de la etapa, impidió que Bugalski y Puras se repartieran todas las victorias parciales. Sainz, por su parte, consiguió un alto grado de regularidad para mantenerse cerca de ellos. Mientras, los Seat, con los poco competitivos neumáticos Pirelli, volvieron a tener una actuación discreta. Piero Liatti logró una cuarta posición en el tramo disputado bajo la lluvia, pero acabó 11º. Harri Rovanpera fue 16º, justo detrás de Luis Climent (Subaru).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de mayo de 1999