ERC reclama un nuevo pacto social para la oferta de empleo en Barcelona

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Jordi Portabella, reclamó ayer un nuevo pacto social para el empleo entre el Ayuntamiento de Barcelona, los empresarios, los sindicatos y los trabajadores no sindicados para reducir la temporalidad en los contratos, que se sitúa en el 33%. Portabella considera que el Ayuntamiento de Barcelona se tiene que convertir con urgencia en el eje dinamizador económico y ocupacional de Barcelona, "recuperando la autonomía local y otorgando más peso político a los agentes sociales dentro de las empresas municipales, para definir las políticas de trabajo para la ciudad", según informó ERC en un comunicado. El candidato republicano, que criticó "la técnica de ocupación tipo kleenex, de usar y tirar", propuso una reconversión industrial que potencie el establecimiento de empresas punteras y no contaminantes. En su opinión, se tienen que potenciar los nuevos yacimientos de ocupación, como las infraestructuras turísticas y de ocio, la prevención de conflictos jurídicos, la atención a los menos favorecidos y el tratamiento de las tecnologías limpias. De esta forma, concretó sus reclamaciones con la propuesta de creación de un "ecoparque" para la recogida selectiva en el barrio de Sants. Por otra parte, Portabella ha denunciado la "falta de interés" de los dirigentes de las otras formaciones políticas por la mejora del transporte público y afirmó que los problemas de movilidad son una "agresión directa" a las posibilidades y a la calidad de trabajo de la ciudad. En esa línea, consideró que la propuesta del alcalde de Barcelona, el socialista Joan Clos, de duplicar los transportes públicos no es "nada generosa, al contrario, es el mínimo que se puede hacer en una ciudad en la que todavía hay zonas adonde no llega el metro". Por otra parte, el candidato de ERC en las elecciones europeas, Miquel Mayol, insistió en que Cataluña aspira a ser un Estado como Dinamarca o Suecia y afirmó: "Las regiones no llevan a ninguna parte porque nos igualan a La Rioja o Île de France, regiones que no quieren estar en Europa como tales ya que se sienten representadas y defendidas por sus estados". Miquel Mayol aseguró en ese sentido que CiU es un partido "regionalista" que no quiere que se le escapen los votos de los sectores más conservadores hacia el Partido Popular.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción