Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El complejo de ocio de la Warner en San Martín abrirá sus puertas dentro de tres años

Les va a costar a los madrileños aprenderse el nombre completo del gran complejo de atracciones de San Martín de la Vega. Pero más les va a costar pronunciarlo, ya que, según explicó ayer el presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón, se llamará Warner Bros Movieworld Madrid. Está previsto que el complejo de ocio abra sus puertas en el año 2002 y que se inviertan cerca de 63.000 millones de pesetas, de los que un 40% serán aportados por la Comunidad de Madrid. La multinacional Time Warner sólo diseñará el proyecto y lo gestionará.

Alberto Ruiz-Gallardón presidió ayer la constitución de la sociedad que desarrollará el parque temático de San Martín de la Vega. Esta entidad estará integrada por nueve empresas privadas y una pública (Arpegio, que cuenta con el 40% de las acciones). Tras la firma se celebró la primera reunión del consejo de administración, donde resultó elegido como presidente de la sociedad el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Luis Eduardo Cortés. La Sociedad Parque Temático, SA, cuenta con un capital inicial de 2.000 millones de pesetas y tiene previsto invertir 63.000 millones en la construcción y puesta en marcha del nuevo parque de ocio, que será inaugurado a principios de marzo del año 2002.

Las empresas que participan en esta sociedad son, además de Arpegio, Caja de Madrid (25%), el grupo inmobiliario Fadesa (15%), El Corte Inglés (5%), NH Hoteles (5%) y las constructoras Ferrovial, Necso, Dragados, ACS y FCC Construcciones, con un 2% cada una.

Operador sin acciones

La multinacional norteamericana Time Warner, que diseñará y gestionará el parque, no aportará capital a la sociedad, sino que será contratada por ésta para ponerlo en marcha. "Hemos pensado que la mejor fórmula de gestión es que el operador contratado quedara al margen de los accionistas", explicó Ruiz-Gallardón. "En otro caso, al final habría una confusión entre sus beneficios por el capital y sus beneficios por el trabajo", indicó el mandatario. No obstante, el consejero de Obras Públicas destacó que si en un futuro Time Warner se interesa en comprar acciones, la Comunidad no pondría ningún inconveniente. De momento no se ha fijado la cuantía que cobrará la multinacional por gestionar el parque, aunque una parte será una cantidad fija y la otra un porcentaje sobre los beneficios.

El nombre elegido para el nuevo parque es Warner Bros Movieworld Madrid, y se espera que reciba anualmente entre 2,5 y 3 millones de visitantes. "Aunque tengo la esperanza", comentó Luis Eduardo Cortés, "de que esta cifra será superada".

Ruiz-Gallardón destacó, además, la importancia de este proyecto para el desarrollo económico de la zona sureste y el reequilibrio territorial, ya que beneficiará fundamentalmente a una zona deprimida de la Comunidad. Según el presidente regional, el complejo de ocio producirá una "enorme generación de riqueza". Ruiz-Gallardón calcula que el parque permitirá duplicar el número de pernoctaciones que hacen de media los turistas que visitan la región, que actualmente es de sólo dos noches. Probablemente se cerrará de mediados de noviembre a mediados de marzo.

1.000 empleos directos

Luis Eduardo Cortés calculó que el nuevo complejo de ocio supondrá la creación de más de 1.000 empleos directos y de varios miles más de trabajos indirectos para el mantenimiento de la inversión. El próximo paso en la construcción del parque temático será la colocación de la primera piedra el 13 de mayo. Ese mismo día, por la tarde, el Gobierno regional celebrará un acto lúdico en la Casa de Correos para presentar el proyecto a la sociedad madrileña. A finales de ese mes, una vez aprobados los proyectos de urbanización por parte del Ayuntamiento de San Martín de la Vega, se iniciarán las obras de la primera fase de la urbanización.

El parque ocupará sólo 150 de las 530 hectáreas que adquirió la Comunidad en este municipio. Otras 100 hectáreas se destinarán a hoteles e instalaciones anexas. Arpegio reservará el suelo restante para futuros desarrollos urbanísticos.

Por su parte, el portavoz adjunto de IU en la Asamblea, Juan Ramón Sanz, calificó la creación y desarrollo del parque de San Martín de "operación inmobiliaria especulativa". A su juicio, se desviarán 40.000 millones del dinero público de la Comunidad y de Caja de Madrid a una empresa norteamericana. Criticó además el hecho de que Warner no arriesgue capital. "Si hay beneficios, saldrá ganando, y si no los hay, el dinero quedará ahí enterrado", comentó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de abril de 1999

Más información

  • El nuevo parque de atracciones requerirá una inversión de 63.000 millones de pesetas