Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Caja viajará a Valencia sin seguro

En el segundo partido de los Play Offs entre el Caja San Fernando y el Pamesa Valencia se impuso el juego en equipo. No sirvieron las habilidades de Turner ni la potencia de Scott por parte de la saga sevillana. Mientras, el Pamesa supo mantener lo que siempre ha caracterizado a su juego: la regularidad de todos sus componentes. Entre equipos que se conocen perfectamente, sólo el equipo que mantuviera la cabeza fría obtendría la victoria, y este fue el Pamesa, que finalmente ganó por 76-83.

El partido comenzó con igualdad y con mucha rapidez, reflejo de lo que fueron las cuatro contiendas anteriores y que terminaron con la victoria in extremis del Caja San Fernando. Un intercambio de puntos que no daba a nadie por vencedor, aunque el Caja se mantuvo durante la mayor parte del primer tiempo por delante. Una primera parte de equilibrio y tensión continua que los espectadores agradecieron.

El Pamesa mantuvo una defensa muy ordenada. Miki Vukovic, el entrenador valenciano dispuso a sus hombres para que ejercieran un ferreo marcaje individual, que dio lugar a que los sevillanos obtuvieran un bajísimo porcentaje de aciertos. Las figuras individuales del conjunto hispalense marcaban la diferencia.

La primera renta destacable para el Caja llegó a los diez minutos (26-22), tras un triple de Nacho Romero, el gran baluarte de su equipo al no terminar de despertar Scott y con el Turner sin decidirse a abrir su tapete.

Pero el Pamesa, que mejoró mucho su juego interior respecto al primer partido y con Rod Seliers, Nacho Rodilla y Berni Álvarez agigantados, luchó a muerte, no permitió al Caja muchas alegrías y, a base de fuerza bajo los aros y de triples en momentos decisivos, se mantuvo siempre dentro del choque (34-34, m.15).

No obstante, los de Javier Imbroda, que rotó más a su equipo, pudieron irse al descanso con una exigua renta (42-40) merced a dos postreros triples de Turner y Salva Díez.

En la reanudación, el Caja, cuya fuerte defensa no era la de otros partidos, debido a la concentración y a los méritos de su rival, vio que el Pamesa tenía más papeletas para estrenarse por primera vez ante los andaluces, al aprovechar el bajón local para tomar la primera ventaja importante del choque (54-62, m.32).

A pesar de que el Caja despertó (64-65, m.36), el equipo valenciano, con Rodilla en figura y asumiendo su rol en este último tramo, siguió muy fuerte mentalmente y aunque sufrió mucho hasta el final, se fue otra vez en el electrónico hasta lograr la máxima ventaja (68-78, m.39).

El Pamesa, con Sellers muy inspirado y con el resurgir de Hopkins y Johnson en este periodo, conservó su renta ante un rival desquiciado y regresa a Valencia con la eliminatoria igualada El Caja San Fernando trataba de lograr su segunda victoria ante el Pamesa para viajar hasta Valencia con una renta sustanciosa que le acercara a la siguiente eliminatoria. Las bazas de los se villanos eran la fortaleza defensiva y la magistral dirección del base estadounidense André Turner. Pero fueron insuficientes ante los valencianos.

Otro de los objetivos del partido de ayer para el Caja era atacar el estado de ánimo del Pamesa con una quinta victoria en esta temporada (tres de Liga y la de Copa del Rey)

Javier Imbroda ya advirtió antes del partido del potencial de los valencianos, con hombres de gran calidad como el estadounidense Bernard Hopkins, que en el primer partido hizo 17 puntos y cogió 13 rebotes, Nacho Rodilla y Álvarez, especialista en triples.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de abril de 1999