Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La financiación externa de Bancaixa crece un 14% con la emisión de bonos

El Grupo Bancaixa obtuvo unos resultados consolidados antes de impuestos de 11.248 millones de pesetas (67.602 euros) en el primer trimestre del año, con un crecimiento del 9,2% respecto a marzo de 1998. El beneficio neto rozó los 7.500 millones de pesetas, un 10% más. El grupo crediticio mejoró un 15% su margen de explotación, indicador de la eficacia del negocio típico, gracias a la contención de gastos. Los recursos ajenos crecen por las sucesivas emisiones de bonos de tesorería lanzadas estos meses.

El crecimiento del beneficio se basó en una mejora del 15% de su margen de explotación, una cifra muy superior a la media del sector, que cerró el trimestre con un aumento de sólo un 0,47%. El buen resultado de explotación logrado por Bancaixa durante el primer trimestre del año responde a la contención de los gastos, que crecieron por debajo de la media de los registrados por otras entidades en proceso de expansión. El grupo crediticio presidido por Julio de Miguel ha adquirido el último año el Sindibank y ha continuado su proceso de expansión en otras comunidades autónomas, abriendo sucursales en zonas de negocio prioritarias y cerrando otras tantas. Sólo así se explica que los gastos de explotación hayan descendido el 0,5%. Los recursos ajenos (fondos externos utilizados por la caja para financiarse) crecieron entre enero y marzo cerca del 14% hasta alcanzar los 2,2 billones de pesetas. Es decir, en los últimos 12 meses, el grupo valenciano ha incrementado sus recursos en 270.793 millones de pesetas, gracias, sobre todo, al lanzamiento de nuevas emisiones de bonos de tesorería, por un importe de 60.000 millones de pesetas. Estas emisiones han permitido al grupo financiero obtener financiación a largo plazo a tipos de interés rentables. Este refuerzo de los recursos ajenos se hacía necesario si la entidad quería sostener el elevado ritmo de adjudicación de créditos, que creció cerca del 23% durante los tres primeros meses. Las operaciones fuera de balance (fondos de inversión, de pensiones, etcétera) de Bancaixa reducen considerablemente su crecimiento en consonancia con los moderados crecimientos, cuando no caídas, de los beneficios bursátiles. Los productos incluidos en el balance son considerados, ahora, según Bancaixa, más atractivos que los fondos de inversión. En este capítulo destaca la emisión de participaciones preferentes -pseudoacciones- por un montante global de 50.000 millones de pesetas. El grupo valenciano ha sido el primero del sector en utilizar este instrumento financiero, que requirió previamente a su lanzamiento la aprobación del Banco de España. Tanto el activo total, con un crecimiento próximo al 19%, como las inversiones crediticias, así como el volumen de negocio, que aumenta casi el 15%, experimentan crecimientos muy importantes, según la caja. Dotación de insolvencias El grupo, integrado por la caja de ahorros, los bancos de Valencia y Murcia, y las empresas de seguros y gestoras de fondos, mantiene criterios prudentes en la cobertura de insolvencias a diferencia de lo que ha sido la tónica general en el resto del sector de cajas, donde al comienzo del año se ha sacrificado este apartado en favor de los beneficios. Las ganancias de las cajas españolas crecieron de enero a marzo cerca del 12% en relación a marzo del año anterior, pero, por el contrario, las dotaciones para insolvencias cayeron alrededor del 49%, según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA). Bancaixa tiene un índice de morosidad del 1,27% (cuatro décimas por debajo de la media del sector) y tiene un índice de cobertura de insolvencias del 152,84% (34 puntos más que la media de las cajas españolas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de abril de 1999

Más información

  • El grupo incrementó su beneficio neto un 10% en el primer trimestre