Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un año de l"Hemisfèric

L"Hemisfèric recibió ayer como regalo de cumpleaños un sobrio acto oficial, dos nuevas producciones y el anuncio de dos hermanos para antes de fin de año en su primer aniversario. Pese a los dos meses escasos que faltan para las elecciones municipales y autonómicas, ningún detalle recordaba los fastos celebrados hace un año a los que el Gobierno de Eduardo Zaplana destinó más de 150 millones de pesetas. Entonces, una nutrida representación de autoridades inauguró esta primera atracción de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Un espectacular castillo de fuegos artificiales fundido con los acordes de la obra Gattaca, compuesta por el músico británico Michael Nyman y los compases del Carmina Burana de Carl Orff fueron los encargados de ambientar la inauguración de la sala de proyección. Ayer, los destellos de las carcasas apenas tuvieron su reflejo en la lluvia de chispas que despedían los soldadores trabajando en las posturas más inverosímiles. Tampoco se podían escuchar acordes melódicos en los alrededores del planetario valenciano, sino una mezcla indeterminada de ruidos diversos emitidos por los martillazos, grúas, camiones y generadores que jalonan cada esquina del futuro complejo lúdico. El trasiego de azafatas minifalderas dando la bienvenida, políticos y miembros de la organización también fue sustituido por un contínuo ir y venir de obreros y maquinaria pesada empleada en la construcción del Oceanario y el Museo de la Ciencia, otras dos de las atracciones de este futuro espacio de ocio. Incluso el blanco impoluto que lució el edificio esférico en su puesta de largo se ha transformado en gris en la base de los párpados -la estructura móvil que cubre la sala de proyección- de L"Hemisfèric. Con este escenario de fondo, la directora general de la futura Ciudad de las Artes y de las Ciencias de Valencia, Pilar García-Argüelles firmó un acuerdo de colaboración con nueve responsables de planetarios de Brasil, México, los Estados Unidos, Canadá o Inglaterra, entre otros, que cristalizará en cooperación tecnológica e intercambio de experiencias así como de programación entre las distintas salas. Quizás para quitarle frialdad a la firma del documento, la directora general ofreció también el balance de los 12 meses de vida del edificio con forma de ojo ideada por Santiago Calatrava. "Hemos superado en un 40% las previsiones de afluencia del primer año" señaló García-Arguelles con satisfacción. Frente a las 400.000 visitas previstas, la sala ha recibido una afluencia de 575.000, "incluso hemos dedicado los lunes a visitas escolares para que no se acumule una demanda excesiva", dijo la responsable del futuro complejo lúdico valenciano, quien no dejó pasar la ocasión para referirse a la apertura de las nuevas atracciones. García-Argüelles se comprometió a abrir el parque oceanográfico y el museo de la ciencia "antes de fin de año"; y dejó el Palacio de las Artes para el año 2000. El acuerdo precedió a la presentación de dos nuevas producciones que se suman a las once que emiten en la atracción esférica. Encuentros. La Búsqueda de vida en el Espacio, producida por la Ciudad de las Artes y las Ciencias y dirigida por William Gutsch, ex director del planetario de Nueva York, analiza la posibilidad de encontrar vida extraterrestre y la búsqueda de vida inteligente en el espacio. En Hasta el límite, Nina Ananiashvili, primera bailarina del ballet ruso, o el corredor Carl Lewis, sirven de ejemplo para mostrar hasta qué extremos el cuerpo y la mente se adaptan a las condiciones límite de esfuerzo físico. Todo ello si no hay problemas técnicos en la emisión, tal y como ocurrió ayer en el pase para la prensa, que sufrió un ligero retraso. "Lo mismo le pasó en la presentación mundial de la última versión del Windows a Bill Gates", recordó rápidamente un responsable de L"Hemisferic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 1999