Simeone dice que provocó la roja de Beckham en el Mundial de Francia

Ocho meses después, el argentino Diego Simeone confesó lo que todos los ingleses sospechaban. Que el incidente que concluyó con la expulsión del inglés Beckham en el último Mundial, decisiva en el desenlace del maravilloso partido de octavos entre Argentina e Inglaterra -se resolvió en la tanda de penaltis, pero Inglaterra se quedó en inferioridad cuando mejor jugaba, ya con 2-2 en el marcador-, fue una treta suya. Así lo reconoció ayer el argentino a la prensa italiana, vanagloriándose por ello: "Demostré picaresca e inteligencia. Me dejé caer y conseguí que el árbitro le sacara la roja inmediatamente. Beckham no me dio un golpe violento, fue un gesto instintivo. Pero el árbitro tal vez castigó su intención".El futbolista inglés, pese a la confesión de Simeone, contestó a su padre cuando éste le preguntó sobre qué pensaba hacer si el argentino se le acercaba durante el Manchester-Inter de hoy: "¿Qué puedo hacer?, le daré la mano".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS