Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xavier Febrés analiza en un libro la relación de Josep Pla con las mujeres

Misógino, poco romántico, solitario, cliente habitual de prostíbulos. Ésta es la imagen que ha trascendido del escritor Josep Pla en relación al sexo femenino. Porque es también la imagen que el autor de El quadern gris proyectó de sí mismo. Sin embargo, el periodista y escritor Xavier Febrés desvela una imagen distinta en Les dones de Josep Pla, que acaba de publicar Edicions 62. El libro sigue las huellas femeninas en la biografía y la obra del escritor ampurdanés. Según Febrés, quien asegura que su libro está perfectamente documentado, Pla "minimizó sus relaciones reales con las mujeres por la coherencia con su ficción literaria, él se construyó una imagen de uso externo de hombre solitario y poco romántico". El autor destaca la contradicción como un rasgo fundamental del carácter de Pla, por lo que "podía ser enamoradizo, tierno, sensible, desprendido con las mujeres a las que amaba y a los pocos días tener un comportamiento opuesto". Por todo ello, Fabrés asegura que "Pla no era en absoluto misógino, en todo caso era contradictorio". En el libro aparecen un total de ocho mujeres relacionadas con Pla, entre ellas dos novias de juventud. De todas ellas fueron dos las que marcaron especialmente al escritor: Adi Enberg, con la que, según Fabrés, pudo haber tenido una hija, y especialmente Aurora. Ésta última, de la que se desconoce el apellido, es la única que aparece citada en la obra de Pla, que la mencionó más de 400 veces en sus Notes per un diari.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de marzo de 1999