Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía Municipal empieza a "peinar" con radares móviles la M-30

La Policía Municipal pondrá en funcionamiento mañana los coches-radar camuflados a fin de controlar y multar los excesos de velocidad. En un principio estos vehículos actuarán en la ronda de circunvalación M-30 y en otras vías rápidas de la capital. La medida fue adelantada hace ya 15 días por el inspector jefe de la Policía Municipal, José Manuel Morales, quien aseguró entonces que el número de coches-radar no pasará de cuatro.El objetivo de la medida es simple: la Concejalía de Circulación espera que desciendan los accidentes en la M-30, que durante el año pasado se incrementaron en un 24%.

Hasta ahora, los automovilistas, según la opinión de los agentes, hacían caso omiso de la regulación de velocidad debido a que sabían que en la M-30 no se vigilaba mucho (es peligroso colocar un coche con radar aparcado en esta vía). Pero a partir de mañana los coches policiales circularán por la M-30 como un vehículo cualquiera. Y cuando detecten que un automovilista rebasa la velocidad máxima (90 kilómetros por hora) se colocarán detrás del coche, lo filmarán con vídeo y después, en una zona poco peligrosa, pedirán al conductor que se detenga.

Esto último también tiene su importancia, ya que, al hacer que se pare el coche, los agentes podrán entregar en mano al infractor la multa correspondiente, cuyo importe dependerá de la velocidad rebasada. Con la copia del boletín en la mano, el automovilista no podrá alegar que la denuncia no se le ha entregado y el trámite para el cobro de la multa se acelerará. El concejal de Circulación, José Ignacio Echeverría, del PP, anunció hace tiempo que el Ayuntamiento tenía pensado, además, instalar radares en puntos fijos de la M-30 (pilares de los puentes, farolas...) a fin de reforzar el control. Pero para esta medida todavía no hay fecha.

Corte matinal

Por otra parte, la M-30 se cortará hoy a partir de las ocho de la mañana en el tramo que discurre entre el puente de los Franceses y el puente del Rey para que los operarios puedan arreglar el cable del Telesférico de la Casa de Campo, que se rompió el jueves. También se cortará el tráfico en las zonas del parque del Oeste y de San Antonio de la Florida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 1999