Una joven de 24 años, estrangulada con su jersey tras ser violada en Elche

María Ángeles Pomares Cuesta, una ilicitana de 24 años, celebró el carnaval hasta la madrugada, pero nunca llegó a su casa. Fue hallada muerta el domingo por la tarde en un coto de caza cercano al parque natural del Fondo, situado entre las localidades alicantinas de Elche y Crevillente. La autopsia reveló que fue estrangulada con su propio jersey y que hay indicios de violación. Otra joven de 24 años fue hallada muerta ayer en Cervera (Lleida) y los investigadores barajan la hipótesis de homicidio.

Más información
Un largo recorrido

El cadáver de la joven ilicitana estaba dentro de una acequia, en una finca de Crevillente y a cierta distancia de la carretera local que une la pedanía de San Felipe Neri con Elche. El coche de la víctima había sido hallado siete horas antes en un paraje de la sierra de Santa Pola, a unos 30 kilómetros de Crevillente, parcialmente calcinado.La joven había salido el sábado por la noche a celebrar los carnavales en Alicante, ciudad muy próxima a Elche. La última persona que la vio viva fue una tía suya a la que acompañó a casa aproximadamente a las siete de la mañana del domingo. Su familia, sin embargo, descubrió que la muchacha no había regresado a dormir al domicilio familiar, por lo que avisó a la Guardia Civil. María Ángeles, que era la mayor de tres hermanas, trabajaba como administrativa y vivía con su familia en el número 70 de la calle de Torres Quevedo, de Elche.

El juzgado de Instrucción número 2 de Elche decretó ayer el secreto del sumario. Agentes de la Guardia Civil rastrearon durante toda la mañana el paraje donde se halló el cadáver, un lugar muy escondido situado en la partida de San Felipe Neri de Crevillente, en la acequia del Xollat. Los bomberos del Parque Comarcal del Baix Vinalopó, en Elche, se trasladaron al lugar de los hechos sobre las 21.00 del domingo y dos horas después rescataron el cuerpo del canal.

La Guardia Civil buscaba a María Ángeles Pomares desde el domingo por la mañana. Su coche apareció sobre las 11.30 con la parte interior quemada en una pinada de las inmediaciones del Faro de Santa Pola. Los agentes especializados buscaban ayer en el exterior del vehículo, un Volkswagen Polo de color verde oscuro metalizado, con matrícula de Alicante 4328 DU, alguna huella que pueda conducir al autor o autores del asesinato. Los investigadores sospechan que el incendio fue provocado con la intención de ocultar cualquier tipo de prueba.

Los agentes intentaron localizar al propietario del coche, pero tras ponerse en contacto con la familia de la joven, descubrieron que no había regresado a casa tras la fiesta de carnaval. Sobre las 13.30 horas, la madre de María Ángeles denunció la desaparición en el cuartelillo de la Guardia Civil de Santa Pola. En estas dependencias declararon ayer durante varias horas dos familiares de la víctima. La pista de María Ángeles se perdió sobre las siete de la mañana cuando acompañó a casa a una pariente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La autopsia le fue practicada al cadáver en la tarde de ayer. Según fuentes cercanas a la investigación, el examen forense reveló que la joven fue estrangulada con su propio jersey y descubrió indicios claros de violación.

Joven muerta en Cervera

También ayer los Mossos d"Esquadra hallaron a primera hora de la mañana el cadáver de la joven Marina R.G., de 24 años, justo al lado de la vía del tren en Cervera (Lleida). Las primeras hipótesis apuntaron la posibilidad de que la joven hubiera fallecido al ser atropellada por el tren.

No obstante, el cuerpo fue hallado semidesnudo y entero, informa Europa Press. Fuentes de la investigación no descartan aún ninguna hipótesis, pero barajan como más probable el homicidio. El juez decretó el secreto de sumario.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS