Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una exposición repasa tres siglos de piano en el Palau de Valencia La muestra incluye una veintena de instrumentos originales

El Palau de la Música de Valencia alberga hasta el día 4 de marzo una colección de instrumentos que resume la historia del piano a lo largo de tres siglos. Desde un clavicordio Silbermann de 1760 hasta un moderno piano de concierto Schimmel de 1992, la muestra invita a conocer la evolución del instrumento a través de veinte ejemplares originales procedentes de museos y colecciones particulares.

Valencia es la única ciudad española donde se exhibe esta colección, que luego seguirá camino hacia Estados Unidos. La idea de reunir una serie de instrumentos que resumen los principales hitos de la historia del piano se debe al pianista y compositor Mario Ratko Delorko. Hoy domingo, a las 19,30 horas, en la Sala Iturbi del Palau, Delorko ofrecerá un concierto-demostración, sirviéndose de varios de los instrumentos expuestos. Todos tienen "su historia particular, algunos fueron tocados por Schubert o Haydn", señala el músico alemán. No es fácil reunir en una exposición instrumentos auténticos, "ya que cuando éstos se transportan tenemos que volver a afinarlos, puesto que cada uno tiene su temperamento", indica Delorko. Pianos Clemente es la firma que ha colaborado con el Palau de la Música de Valencia para traer a esta ciudad una exposición de tan alto interés. La historia de la música y la del piano se hallan fuertemente interrelacionadas. No es fácil ahondar en las diferencias de escritura musical entre una sonata de Haydn y un estudio de Scriabin sin conocer las características de los instrumentos para los que estas obras fueron escritas. Las corrientes historicistas, que buscan recuperar el sonido y el estilo auténticos de la interpretación musical de cada época, también se han notado en el caso del piano. Desde que Paul Badura-Skoda registrara sobre instrumentos de época las sonatas para piano de Beethoven, se han multiplicado los intentos por reproducir fielmente las grandes partituras pianísticas de la historia, sirviéndose de instrumentos originales o de réplicas. Barton, Neupert, Broadwood, Fritz, Streicher, Collard, Bösendorfer, Érard, Pleyel, Bechstein, Stöcker, Steinway, Blüthnerm, Fisher y Schimmel son nombres ya legendarios en la construcción de instrumentos de teclado. Ejemplares firmados por aquellos constructores figuran en la exposición del Palau de Valencia. Cada uno aportó avances y mejoras a un tipo de instrumento genéricamente denominado piano, aun cuando se presentan marcadas diferencias de acuerdo con las épocas y los fabricantes. En realidad, cada compositor escribía para su instrumento, y de ahí proceden los rasgos singulares que se dan en la escritura de Chopin para un piano Pleyel frente a la de Liszt para un Bechstein. La historia del piano queda reflejada en el concierto que esta tarde ofrecerá Mario Ratko Delorko. En el programa figuran 20 obras de diferentes épocas, que serán ejecutadas sobre otros tantos instrumentos. Un viaje a lo largo de tres siglos de música para teclado, que se verá complementado con una serie de clases magistrales entre entre los días 16 y 18 de este mes. Junto con la exposición, se trata de una muestra antológica que enseña a conocer a fondo la historia y el carácter de este instrumento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de febrero de 1999