Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
XIII CONGRESO DEL PP

La oposición niega el carácter centrista del PP y tacha su congreso de "mera operación de imagen"

El PSOE, Izquierda Unida, Nueva Izquierda, Convergència i Unió y el sindicato UGT mostraron ayer un rotundo escepticismo respecto al carácter centrista que el Partido Popular ha proclamado como conclusión principal de su XIII Congreso Nacional. Los adversarios políticos de la formación en el Gobierno coincidieron en destacar la escenografía y el "empacho de márketing", una "mera operación de imagen", que ha habido en esta asamblea, según las palabras del coordinador de IU en Andalucía, Antonio Romero.

La permanente de la Ejecutiva Federal del PSOE hará hoy un análisis del congreso, pero, como anticipo, dos de sus miembros lanzaron ayer mismo las primeras puyas. Joaquín Leguina, responsable del área de Cultura, y Alfonso Perales, secretario de Política Municipal, calificaron de "trivialidad" todo lo que ha ocurrido en los tres días.

"Las palabras del presidente José María Aznar entran en contradicción con las políticas que realiza", dijo Perales, que, además, citó la permanencia en el Gobierno de dos personas "de extrema derecha, como son Margarita Mariscal y Francisco Álvarez Cascos". Perales tuvo también una dedicatoria para el ministro portavoz, Josep Piqué, militante del PP desde el jueves y miembro de la ejecutiva dos días después." Así, destacó su "transformismo y su apego al color del dinero".

Tampoco el portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, fue amable con Piqué. "Me ha sorprendido esta afiliación porque creía que Piqué era un nacionalista catalán, pero ha resultado ser un nacionalista español. Y, la verdad, prefiero a un andaluz inteligente que a un nacionalista arrepentido", afirmó.

En IU no se creen el centrismo del PP. "Lo que sabemos es que el Gobierno practica una política centrada en la derecha", dijo Pedro Antonio Ríos, portavoz de Asuntos Económicos.

El secretario general de Nueva Izquierda, Diego López Garrido, consideró que el congreso ha resultado "insípido y desideologizado".

Tanto Josep Sánchez Llibre como Manuel Silva, ambos de Uniò Democràtica de Catalunya, apelaron al futuro para comprobar si el centrismo se plasma en realidad.

Las políticas del PP tampoco le gustan al secretario general de UGT, Cándido Méndez, que estuvo en la clausura, pero que aclaró: "Entre el PP y UGT hay una distancia abismal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de febrero de 1999