Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

EDUCACIÓN DE ALTO RIESGO

Los reyes de Suecia, Carlos Gustavo y Silvia, han buscado, como es de imaginar, los mejores centros de enseñanza para la formación de sus hijos. Victoria, la heredera del trono, que inicialmente se había inscrito en la antigua y prestigiosa Universidad sueca de Upsala, sorpresivamente, y coincidiendo con la confirmación de sus problemas de anorexia, se trasladó a Estados Unidos, donde se inscribió en la también renombrada Universidad de Yale. A su vez, su hermano Carl Philip fue inscrito en la Lundsberg Skola, un internado exclusivo donde concurren los hijos e hijas de la clase dirigente. Cuando confiaban que sus hijos se aseguraban así una educación de alto nivel, los atribulados Carlos Gustavo y Silvia han comprobado que es más bien una educación de alto riesgo, según los hechos. La universidad donde estudia Victoria ha sido escenario en los últimos meses de una serie de escándalos sexuales, drogas, suicidios y, para colmo, hasta del asesinato de la estudiante alemana Suzanne Jovin el pasado diciembre. Por si esto no fuera suficiente para inquietar a los reyes, se ha revelado ahora que en la escuela donde estudia el príncipe suelen tener lugar fiestas salvajes, donde el alcohol y las drogas son componentes que no faltan. Por lo pronto, el rector de la Lundsberg Skola ha sido destituido y hay una investigación en marcha.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 1999