Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hombres y mujeres a partes iguales y algún extranjero

Los socialistas quieren poner toda la carne en el asador de las elecciones europeas, que servirán como laboratorio para poner en marcha las ideas de "innovación, audacia e imaginación" que pretenden consolidar con vistas a las generales, según informan miembros de su dirección.Entre las principales novedades está la intención de que la mitad de la lista esté formada por mujeres y que en ella pueda haber algún extranjero de relieve. Precisamente, la inclusión de no nacionales está empezando a abordarse en el seno del Partido de los Socialistas Europeos.

A los sectores emergentes, a algún extranjero, a políticos de Nueva Izquierda como Carlos Carnero, se deben añadir más ingredientes en la elaboración de la candidatura de corte ya más tradicional. Por ejemplo, hay que contar con buena parte de los actuales eurodiputados, que han hecho un buen trabajo, a juicio del PSOE, además de escuchar la voz de las federaciones, es decir de los barones.

De esto se habló el lunes pasado en la reunión del Consejo Territorial de los socialistas. El deseo expresado por los secretarios regionales fue el de que exista "equilibrio" entre los territorios, aunque ni mucho menos pusieron el énfasis que suelen poner en la confección de las listas nacionales al tener en cuenta que es una candidatura de circunscripción única, de toda España, y que no tiene mucho sentido hacerla provincial o regional. "Todos tuvimos claro que se trata de hacer una lista potente con personas con capacidad para ser parlamentarios europeos, por lo que no vamos a ser aldeanos", reconoce uno de los asistentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de enero de 1999