Huelva vive una noche de terror con 8 heridos a navajazos tras un concierto

El concierto de Manolo Tena, celebrado la madrugada de ayer en el Parque Alonso Sánchez de Huelva, dentro de las fiestas de San Sebastián, se convirtió en una película de terror. Tres jóvenes la emprendieron a navajazos entre quienes encontraban a su paso, sin mediar ningún motivo. Ocho personas resultaron heridas por arma blanca, tres de ellas muy graves, que se hallan ingresadas en el hospital onubense Juan Ramón Jiménez. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron a dos de los agresores. Los análisis realizados en la comisaría a los detenidos demostraron que habían ingerido una gran cantidad de cocaína, según informaron ayer a este periódico fuentes municipales. Las escenas de terror se sucedieron durante las agresiones. Los jóvenes apuñalaban a quien encontraban cerca, profiriendo gritos e insultos. Centenares de personas corrieron despavoridas de un lado a otro en el parque Alonso Sánchez, un lugar amplio y oscuro. Una chica perdió una oreja El concierto había concluido minutos antes. Entre los heridos hay cinco vigilantes jurado, que intentaron poner orden sin conseguirlo. Una joven perdió una oreja en la reyerta. "El espectáculo era dantesco. Los chicos estaban tirados en el suelo, ensangrentados, llorando. La gente pedía auxilio y llamaba a la policía a través de los teléfonos móviles", explicó ayer un testigo. Los detenidos son dos hermanos muy conocidos en los ambientes delictivos de Huelva, que recientemente salieron de la cárcel en libertad condicional, una vez que un familiar depositó los dos millones de pesetas de fianza que exigía el juez. El pasado otoño, esos jóvenes protagonizaron otra reyerta, en la puerta de un bar de la céntrica avenida de Andalucía, que motivó que el PSOE solicitara la celebración de un pleno extraordinario para debatir el estado de la seguridad ciudadana en Huelva. La policía trata de encontrar al tercer agresor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de enero de 1999.

Se adhiere a los criterios de