Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diecinueve heridos en los disturbios por la visita de Aznar a la Autónoma de Barcelona

Un total de 19 personas resultaron heridas ayer en los disturbios que jalonaron la visita del presidente del Gobierno, José María Aznar, al Centro Nacional de Microelectrónica, en el campus de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), a 25 kilómetros de la ciudad. La policía trató de abortar una manifestación de 200 estudiantes que protestaban por la presencia de Aznar en el recinto universitario. Entre los heridos, por contusiones causadas por disparos de balas de goma y botes de humo, se encuentran 11 estudiantes, un profesor y dos empleados. Cinco policías resultaron lesionados.

El rector de la UAB, Carles Solà, presentó una denuncia contra los responsables de la actuación de los cuerpos de seguridad ante el juzgado de guardia de Cerdanyola, población en la que está situado el campus de la universidad, por violación "del ejercicio del derecho democrático de expresión". "Fue una acción totalmente desproporcionada", aseguró.Los incidentes empezaron hacia las 12.30 horas cuando un grupo de unos 200 estudiantes se concentraron en la carretera de acceso al Centro de Microelectrónica para manifestar su protesta por la visita del presidente de Gobierno al campus.

Durante casi una hora, los estudiantes profirieron gritos como "fuera las fuerzas de ocupación" y "fuera fascistas". También lanzaron piedras contra los agentes que replicaron con diversas intervenciones policiales. Después de que el presidente entrara en el recinto del centro, un grupo de 40 policías inició una contundente carga, acorralando a los universitarios hacia el interior del campus.

El enfrentamiento más grave se registró entre la Facultad de Letras y la biblioteca. Muchos estudiantes y profesores que no habían participado en los incidentes previos se vieron envueltos en el conflicto.

Algunos estudiantes levantaron barricadas y contestaron con piedras y otros objetos a los disparos de la pelotas de goma y botes de humo efectuados por los antidisturbios. Estos enfrentamientos más violentos se prolongaron durante más de 15 minutos. El resultado de la batalla fue de 14 heridos, entre los que se encuentran el profesor de Historia Martín Marín y el jefe de Logística de la Universidad Autónoma de Barcelona, Joaquim Peral. La Delegación del Gobierno de Barcelona difundió ayer un comunicado en el que subrayaba que los hechos habían ocurrido fuera del campus universitario. El comunicado dice textualmente: "Los incidentes se ha producido en el exterior del recinto del campus universitario, concretamente en la carretera de acceso al Centro Nacional de Microelectrónica, al intentar un grupo de manifestantes violentos el acceso al mismo. Al no poder impedir el acceso, un número aproximado de 50 manifestantes ha iniciado el lanzamiento de piedras, pilas, rejillas metálicas y otros objetos contundentes contra los miembros del Cuerpo Nacional de Policía integrantes del dispositivo de seguridad. Estas agresiones han producido cinco heridos entre los policías, que se han visto obligados a repeler estas actitudes ante la virulencia que tomaban las mismas. Asimismo, se han producido diferentes daños de tipo material en los vehículos policiales así como en contenedores y otro tipo de mobiliario urbano".

Fuentes de la Delegación del Gobierno de Cataluña manifestaron que el rector pidió disculpas al presidente del Gobierno y que le había comentado la conveniencia de un mayor número de policías. Sin embargo, el rector de la UAB negó haber comentado los últimos incidentes con Aznar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de enero de 1999

Más información

  • El rector de la universidad denuncia a la policía y reclama responsabilidades al Gobierno