Canal 9 contrató programas sin presupuesto y sin autorización, según la Sindicatura de Comptes TVV mantiene varios pleitos con Hacienda, que se niega a devolver 2.229 millones del IVA

Canal 9 contrató durante 1997 distintos programas con productoras privadas sin contar con presupuesto para ello y, en algunos casos, sin saber cuánto dinero iba a costar el producto contratado. Así lo pone de manifiesto el informe de la Sindicatura de Comptes de la Generalitat correspondiente al ejercicio de 1997, que recoge un amplio número de deficiencias contables en la gestión del ente público Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) y sus empresas Canal 9 y Ràdio 9. La auditoría revela que, a consencuencia de distintos contenciosos que mantiene RTVV con el Ministerio de Hacienda, "podrían detectarse pasivos y contingencias fiscales cuya cuantificación no ha sido posible determinar objetivamente".

Según la auditoría realizada, la fecha de la mayoría de los contratos de derechos de emisión y doblaje analizados es anterior a la confirmación de "existencia de crédito" por parte del departamento económico y financiero. En alguno de los expedientes se autorizó el gasto aún a sabiendas de que el presupuesto se había "excedido". Este tipo de gestión se realizó en la compra de los derechos de emisión y doblaje y en los contratos para producir y coproducir programas. La Sindicatura de Comptes señala que en algún caso, y aunque Canal 9 asumía el 80% del coste del proyecto contratado, no se llegó a elaborar ni el "presupuesto por programa". La auditoría de la gestión de RTVV explica que el ente y sus empresas arrastraban un déficit correspondiente a los ejercicios de 1994, 1995 y 1996 por importe de 8.465 millones de pesetas que a fecha de 31 de diciembre de 1997 no se había enjugado. Números rojos a los que había que añadir el déficit generado en el último de los años citados y que ascendía a 4.617 millones de pesetas. Respecto a la situación fiscal de RTVV, el último informe presentado por la Sindicatura de Comptes afirma que todavía está pendiente de resolución un contencioso con la Agencia Tributaria por el impuesto de sociedades y retenciones a cuenta del IRPF anteriores a 1995, cuando Canal 9 era gestionado por los socialistas. Éstas no son las únicas discrepancias que mantiene RTVV con el Ministerio de Hacienda, ya que la Administración tributaria se niega a devolver 2.229 millones de pesetas en concepto de IVA al ente público valenciano. Esta cantidad se desglosa en 465 millones de 1995, 962 de 1996 y 802 millones correspondientes a 1997. Estas cantidades están reflejadas en la contabilidad de Canal 9 como saldo de la cuenta Hacienda Pública deudora por IVA. La Sindicatura de Comptes también resalta las "deficiencias" halladas en la gestión de la publicidad. Así, advierte que de los 11.159 millones consignados como ingresos por publicidad, Canal 9 realizó descuentos (rappels) por valor de 7.303 millones de pesetas. Lo que significa que la televisión pública valenciana sólo contabilizó como ingresos netos 3.856 millones de pesetas. Es decir, dos tercios menos de lo consignado inicialmente. El informe recomienda, además, que los descuentos no se realicen de forma arbitraria y se atengan "a lo establecido en las condiciones generales de contratación establecidas", ya que en las facturas analizadas los descuentos no corresponden con los niveles de inversión publicitaria pactados, no existen avales de las agencias que garanticen el pago de la publicidad o estos son insuficientes. En la revisión del epígrafe clientes de publicidad se incluyen también saldos "de considerable antigüedad" por importe de 109 millones. Para el socialista Miguel Mazón, la Sindicatura de Comptes señala "cosas gravísimas que ponen de manifiesto que no se ha getionado adecuadamente en RTVV y que el PP debería explicar con los contratos en la mano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de enero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50