Joan Isaac llena un vacío discográfico de 14 años con "Planeta silenci"

El cantautor Joan Isaac ha pasado los últimos 14 años atrincherado tras el mostrador de su farmacia del casco antiguo de Barcelona, esperando mejores vientos para los intérpretes de la canción en catalán. A pesar de esta radical y prolongada retirada de los escenarios, su creatividad ha dado frutos en la rebotica, donde, siguiendo la fórmula magistral de mezclar sencillez y sensibilidad, ha ido llenando el cajón con un puñado de excelentes canciones. El disco Planeta silenci (Stres, 1998), que a mediados de enero presenta en Barcelona, reúne estas nuevas composiciones con versiones de sus viejos temas.

Joan Isaac, a sus 45 años, pertenece a una generación de artistas que, a causa de la crisis que en los ochenta sacudió la canción de autor en catalán, fueron barridos de los escenarios cuando intentaban consolidar sus carreras. De pronto se desvanecieron los circuitos de conciertos, los promotores y los recitales en las fiestas mayores de los pueblos. "En los setenta se equiparó la canción en catalán con la canción protesta", lamenta Isaac, "y los cantantes canalizamos las inquietudes políticas. El fenómeno se nos escapó de las manos y en el posfranquismo pagamos las consecuencias: no existía un tradición de autor, como en la canción francesa, y sólo las grandes figuras aguantaron el tipo". Isaac explica que su postura ante esta crisis no pasó por la resistencia ni por la rendición, sino por la espera. Aunque entonces poco podía imaginar que ésta sería tan larga. El cantante confía ahora en que su regreso al panorama musical le permita seguir actuando y publicando sus canciones con cierta regularidad. Mundo de ruidos Joan Isaac explica que su flamante disco ha sido bautizado Planeta silenci como metáfora de un mundo en el que las conversaciones están desapareciendo en beneficio del ruido. En la poesía cotidiana de Isaac abundan las reflexiones sobre el malestar de la vida urbana en el fin de milenio. Las preocupaciones que el cantautor expresa en su disco se refieren al aislamiento doméstico, el higienismo exacerbado que invade todos los órdenes de la vida y el exceso informativo y comunicativo. La llebre i la tortuga reivindica la adopción de los ciclos de la naturaleza en las personas, Zàping ironiza sobre la creciente dependencia televisiva y On és la gent? alerta sobre la generalización de estereotipos culturales nórdicos, que minan el ardiente carácter mediterráneo. En esta última canción, el cantante rememora también con nostalgia los colores y la efervescencia de la Barcelona del año 1976. Isaac encuentra en las culturas caribeñas la única válvula de escape al callejón sin salida al que conducen determinadas concepciones del progreso. Sara, donde resuenan los ecos de su admirado Paolo Conte, cuenta en tono jocoso la sarcástica aventura amorosa de un catalán en Brasil, y Samaná es un viaje melancólico a un paraíso del trópico, en las antípodas de la ajetreada vida urbana. En Planeta silenci no se especifica cuáles de los 18 temas que componen el disco son de nueva creación y cuáles han sido rescatados de los cuatro discos anteriores del autor. Entre estos últimos temas destaca A Margalida, su canción bandera -negra, por más señas-, dedicada a la compañera del anarquista Salvador Puig Antic, ejecutado en los últimos estertores del franquismo, y Però prefereixo els teus ulls, interpretada ahora junto con el cantante valenciano Joan Amèric. A l"estació de França retrata la variopinta geografía humana que frecuentaba la estación barcelonesa hace unos veinte años. Confessió, la pieza con la que Isaac cierra Planeta silenci, pretende ser una radiografía ideológica y temperamental del autor. Directo en L"Espai Los arreglos y la producción de Manel Camp, al piano, y Joan Garrobé, en las guitarras, dotan a Planeta silenci de un cuidado envoltorio musical que, en función de cada pieza, toma su inspiración del jazz, la salsa o el bolero. La producción discográfica de Joan Isaac, centrada principalmente entre los años 1975 y 1984, está compuesta por És tard, Viure, Barcelona ciutat grisa e Inesperat, aunque ninguno de estos álbumes ha sido reeditado todavía en disco compacto.Joan Isaac presentará en directo su nuevo trabajo los próximos días 16 y 17 de enero en la sala L"Espai de Barcelona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS