Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los niños también saben y ganan

Desde hoy y hasta el jueves la gente pequeña reemplazará a los adultos en Saber y ganar, el concurso cultural que emite La 2 de TVE en la sobremesa. La idea partió de los propios niños, que durante los dos años que el programa lleva en antena han enviado montones de cartas a los estudios de la cadena pública en Sant Cugat (Barcelona) -donde se realiza el espacio- pidiendo una oportunidad. La de participar en Saber y ganar, que ha llegado a superar la barrera de los dos millones de telespectadores. "Entre nuestro público hay bastantes niños; lo sabemos por los muchos mensajes que recibimos, en los que prácticamente desde el principio nos piden poder concursar", comenta Jordi Hurtado, el presentador.Hurtado explica que ante esta demanda el equipo del programa -que dirige Sergi Schaaff- empezó a sopesar hace un tiempo la posibilidad de adaptar el formato al público infantil. "Durante algún tiempo", recuerda, "fuimos reticentes, porque los concursantes no sólo deben acreditar conocimientos, sino que han de llevar el juego con cierta malicia con el fin de anular al contrario, lo cual no nos parecía adecuado para los niños".

Pero la perseverancia de los menudos, que no han dejado de reivindicar su presencia en Saber y ganar, acabó por convencer a los responsables del espacio. De modo que han preparado, con la ayuda de maestros y especialistas, una versión suave para los pequeños. "Hemos rebajado el nivel de competitividad y suprimido algunas pruebas. Por ejemplo, no hay apuestas y los participantes tampoco se envían la pregunta, donde los adultos demuestran su picardía", señala el presentador.

Los concursantes -procedentes de distintos puntos del territorio español y de 11 a 14 años- han sido seleccionados entre los que habían expresado por carta su interés en acudir a Saber y ganar y entre los alumnos de distintos colegios. Hurtado ha vivido la grabación de los programas como "una experiencia interesante". "He confirmado mi idea de que sería conveniente lanzar un Saber y ganar específico para niños, y así recuperar en televisión los concursos culturales infantiles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de diciembre de 1998