Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Anatoli Ribakov, escritor ruso

Anatoli Ribakov, escritor emblemático de la época de la perestroika, murió en la noche del martes al miércoles en Nueva York, como resultado de complicaciones surgidas después de una operación al corazón. La muerte llegó mientras dormía, cuando le faltaban tres semanas para cumplir los 88 años.Ribakov comenzó tarde su carrera de escritor. Estudiante del Instituto de Transporte de Moscú, fue detenido en los años treinta y condenado a tres años de destierro por "agitación y propaganda contrarrevolucionarias"; después luchó en la Segunda Guerra Mundial y participó en la toma de Berlín. Su primera novela, Espadín, escrita a los 37 años de edad, fue un éxito que se repitió con El ave de bronce, la continuación de su primer libro de aventuras para adolescentes. Después todo fueron triunfos: obtuvo el Premio Stalin y el Estatal de la URSS. Sus obras fueron llevadas al cine, y todavía hoy, durante la época de vacaciones estudiantiles, los adolescentes pueden ver las películas de aventura basadas en las novelas infantiles de Ribakov.

En Occidente, sin embargo, Ribakov fue conocido mucho más tarde, en los comienzos de la perestroika de Mijaíl Gorbachov, cuando vio la luz su novela Los niños de Arbat, en la que refleja la angustiosa atmósfera de los años treinta, cuando comenzaron las represiones estalinistas y en la que da una interesante visión del dictador soviético. Ribakov comenzó a escribir Los niños de Arbat en 1967, sin ninguna esperanza de que pudiera ser publicado. Apareció sólo 20 años después en las páginas de la revista literaria Druzhba Naródov (Amistad de los Pueblos), una vez obtenido el permiso en el Politburó de la URSS, entonces el máximo órgano de poder en el país.

Después de esta novela comenzaron a publicarse muchas otras obras de diversos autores que durante años habían permanecido escondidas en los escritorios, cubriéndose de polvo a la espera de un nuevo deshielo.

Su última novela, La pesada arena, de carácter autobiógrafico, impactó a la sociedad soviética al dejar al desnudo el problema de los judíos en la URSS (Ribakov se apellidaba Arónov por parte de padre, pero tomó el de su madre al comenzar su carrera literaria). Este año comenzaron a publicarse sus memorias, que han quedado inconclusas.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de diciembre de 1998