Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro obras abren el museo al aire libre de Alicante

Con tres años de retraso, el museo de esculturas al aire libre de Alicante comenzará a tomar forma las próximas semanas, cuando el departamento municipal de Cultura decida en qué lugar de la fachada litoral instala las cuatro piezas adquiridas ayer por un importe superior a los 21 millones de pesetas. El retraso está, en esta ocasión, plenamente justificado, toda vez que las partidas presupuestadas en ejercicios anteriores se destinaron a la compra de una colección de obras de Eusebio Sempere y al contrato para instalar en el castillo de Santa Bárbara la Colección Capa. El Ayuntamiento aprobó ayer la adquisición de las esculturas Mirando al mar, de Vicente Ferrero Molina; Ícaro con alas winsurf, de Esperanza d"Ors, y Adán y Eva, de Bordes. El concejal de Cultura, Pedro Romero, anunció que a partir de 1999 su departamento destinará una partida de 28 millones de pesetas anuales para ampliar la colección, que se distribuirá a lo largo de los paseos marítimos de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de diciembre de 1998