Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell de UV congela la sanción solicitada por Piles contra un colaborador de Artagoitia Los regionalistas proclaman a los candidatos de las alcaldías de Alicante y Castellón

La unanimidad que ha imperado en el seno de la familia regionalista desde la escisión del sector que se consideraba heredero de Vicente González Lizondo ha sido amenazada por una batalla interna entre Fermín Artagoitia y Társilo Piles. El Consell Provincial de Valencia ha solicitado una sanción contra Juan Alfonso Pérez Duval, secretario del área social en el Consell Nacional, asesor del presidente de las Cortes y colaborador de Artagoitia en el grupo parlamentario. El Consell Nacional optó ayer por congelar el caso y aplazar su debate para evitar perjudicar al partido.

Pérez Duval, procedente de Esquerra Nacionalista Valenciana, recaló después en el Centro Democrático y Social, donde trabó amistad con Artagoitia, actual secretario general de los regionalistas, a quien introdujo en UV en 1982. Formalmente es asesor del presidente de las Cortes, pero trabaja en el grupo parlamentario, junto al secretario general. El Consell Provincial, que preside Piles, elevó una solicitud de sanción contra Pérez Duval por fomentar su candidatura a la alcaldía de Valencia sin contar con los mecanismos reglamentarios en el seno del paritido. Fuentes del partido explican que Pérez Duval se ha permitido utilizar la imagen de Piles, incluso de ridiculizarla, a través de unos carteles que fueron distribuidos a todos los medios de comunicación en los que se postulaba al presidente provincial como candidato municipal. Las expectativas de voto de UV en la ciudad de Valencia no son precisamente halagüeñas después de la escisión del sector más próximo a Vicente González Lizondo y la ruptura del grupo municipal, que ha convertido a Piles en el único concejal regionalista en el Ayuntamiento de la capital. Ni Juan Vicente Jurado, cabeza de lista en 1995 impuesto por Lizondo en detrimento de Piles, ni Mayren Beneyto, arriesgaron sus cargos públicos y se negaron a sumarse al presidente provincial de los regionalistas cuando rompió con Rita Barberá, alcaldesa de Valencia. El pacto municipal sólo pretendía reflejar el acuerdo de estabilidad parlamentaria en las Cortes Valencianas y se firmó como una declaración de buenas intenciones puesto que los populares cuentan con mayoría absoluta en el Ayuntamiento. Piles cuenta con el apoyo de todos los distritos de la capital para ser proclamado candidato, pero alguna vez ha comentado que quisiera dejar de actuar en primer plano. Un mal resultado electoral en Valencia pondría en peligro la posición del presidente provincial y debilitaría su peso en el seno del partido. Un peso que Artagoitia aumenta por momentos como máximo responsable de la implantación territorial de los regionalistas a través de la captación masiva de ex colaboradores procendentes del CDS. La labor de Artagoitia permitió a Villalba anunciar que los regionalistas duplicarán el número de candidaturas municipales en las próximas elecciones. Un empeño que el partido considera clave ante un posible batacazo electoral en la ciudad de Valencia, donde se ha concentrado históricamente buena parte del voto de UV. La solicitud de sanción contra Pérez Duval se convierte así en un pulso entre Piles y Artagoitia que se debe resolver en el seno del Consell Nacional, que ha optado por la estrategia del avestruz para no distorsionar el momento feliz que, oficialmente, atraviesa la familia regionalista. El colaborador de Artagoitia se ha convertido en blanco de un proyectil que parece apuntar algo más arriba. Piles sería aclamado como candidato a la alcaldía por todos los distritos de la ciudad sin ningún problema, pero todavía no ha elevado ninguna propuesta. Si renunciara, su heredero natural sería José María Chiquillo, actualmente diputado nacional en Madrid. Precisamente ayer fueron presentados en sociedad los dos candidatos a las alcaldías de las capitales provinciales. José Ramón Navarro Nicolau, en Alicante, y Vicent Llombart Villaplana, aspiran a lograr que UV logre por primera vez tener presencia entre los regidores de ambos consistorios. La aclamación del candidato por Valencia resultó aplazada, formalmente por cuestiones de calendario. Pero las dudas de Piles son evidentes. La posible sanción a Pérez Duval no será abordada hasta la próxima reunión del Consell Nacional, precisamente la que debe anunciar las candidaturas a la Generalitat, al Parlamento Europeo y al Ayuntamiento de Valencia. Así, Piles no podrá contar de antemano con el respaldo de la cúpula del partido en su pulso con Artagoitia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de diciembre de 1998