_
_
_
_

Niños en el olvido

Hacer una radiografía del maltrato infantil no es fácil. Los datos bailan, y mucho: de 500 a 50.000 casos anuales. El abismo en las cifras tiene su razón en la inexistencia de un registro único sobre las agresiones a menores y en la definición misma de malos tratos, más restrictiva según las fuerzas de seguridad y muy amplia según las organizaciones de defensa de la infancia. En lo que sí coinciden la Junta y la asociación Prodeni es en que la situación de los niños maltratados es peor que la de las mujeres que padecen la violencia doméstica, "porque no siempre son conscientes de su condición de víctimas o porque ni siquiera tienen capacidad para denunciar". Según la respuesta dada por el Gobierno al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, a lo largo de 1997 se presentaron ante las fuerzas de seguridad del Estado 492 denuncias, el 20% de los 2.575 casos registrados en España. Pero se calcula que sólo sale a la luz una quinta parte de las agresiones que se producen. Un estudio de la Dirección General de Atención al Niño presentado hace un par de años cifraba el número de víctimas diez veces por encima: 4.714, y cifró los casos de malos tratos en 8.627, casi el doble. El dato revela, por lo tanto, que "un elevado porcentaje de niños sufre más de un tipo de maltrato". Según este estudio, el 72% corresponde a abandono, el 45%, a malos tratos emocionales y el 22%, a agresiones físicas. De los cerca de 5.000 menores maltratados que la Administración andaluza estima que hay en la comunidad, la Junta asume la tutela en un 20% de los casos, debido a su gravedad. José Luis Calvo, presidente de Prodeni, reivindica un registro unificado: "Cada institución actúa por sí misma y los datos están dispersos; es necesario conocer la magnitud real del problema", explica. Calvo entiende que "en relación a los malos tratos a mujeres, este tema está descuidado; como no votan...". Para Prodeni, "hay miles de niños maltratados que no están atendidos por nadie" porque su caso no trasciende y los que sí lo están, no siempre reciben el trato adecuado. El PSOE critica al Gobierno central "porque no crea dentro de la Policía Nacional el Servicio de Atención a la Familia o porque no dota a la Guardia Civil de los medios humanos necesarios para dar una respuesta adecuada al problema".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_