Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universidad a Distancia abre sede en el corazón de Lavapiés

El barrio de Lavapiés, enfrascado en un largo proceso de rehabilitación de calles y edificios, se ha estrenado este curso como campus universitario al abrirse una sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en el antiguo colegio Gregorio Marañón, situado en el número 3 de la calle de Argumosa.Desde el pasado 19 de octubre, 3.200 alumnos de las carreras de Filología, Filosofía y Geografía e Historia acuden por las tardes a las tutorías habilitadas en este céntrico edificio. Por las mañanas son un centenar de estudiantes del curso de acceso directo a la Universidad los que utilizan el recinto.

El centro consta de una nueva biblioteca, abierta de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 22.00 a todos los habitantes del barrio, con el único requisito de mostrar el carné de identidad o la tarjeta de residencia. Dispone de 10.000 libros de todas las materias impartidas y de 100 puestos de lectura. Sólo el servicio de préstamo de libros está restringido a los matriculados.

El director del centro asociado de Madrid de la UNED, Miguel Padilla, espera que esta sede universitaria sea un punto de actividad cultural para Lavapiés, un barrio habitado por numerosos inmigrantes y familias con problemas sociales, pero en el que también existe un variopinto movimiento asociativo y un ambicioso plan de reforma urbanística.

Conferencia de Luis Landero

"Nuestra idea es hacer que todos los ciclos y conferencias que organicemos sean abiertos", explica. El primer paso se dará el próximo 10 de diciembre, en la inauguración oficial del centro, en la que el Premio Nacional de Literatura, Luis Landero, autor de las novelas Juegos de la edad tardía y Caballeros de Fortuna, pronunciará una conferencia a las 18.30 de acceso libre siempre que el aforo del centro universitario lo permita. La reforma de este colegio, cuyo uso ha sido cedido por el Ayuntamiento de Madrid a la UNED le ha costado a la Universidad 50 millones de pesetas. Todos los alumnos que ahora acuden al centro de la calle de Argumosa tenían antes sus tutorías en el instituto Iturralde, situado en el distrito de Aluche, donde se han mantenido algunos grupos de Geografía e Historia.No es éste el único local del barrio de Lavapiés que albergará dependencias de la Universidad a Distancia, con 41.000 alumnos en toda la región. La UNED ha firmado un acuerdo con la Gerencia Municipal de Urbanismo para habilitar, a medio plazo, una biblioteca monográfica y un aulario en las Escuelas Pías de la plaza de Agustín Lara, una construcción del barroco madrileño ahora abandonada.

Sobre este inmueble convocó hace años el Ayuntamiento de Madrid un concurso de ideas arquitectónicas para recuperar en Lavapiés una de las zonas más bellas y, a la vez, degradadas del barrio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 1998