Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los municipios quieren ser parte de los consejos de la escuela privada

Los consejos escolares de los centros privados concertados no tienen ningún representante de los ayuntamientos. Para corregir esta situación, las asociaciones de padres y los representantes de los municipios pidieron ayer que los consistorios tengan acceso a los órganos de decisión de estos centros, financiados con fondos públicos. También reclamaron que los consejos escolares de los centros privados tengan mayores competencias y que disminuya el peso de sus propietarios en aquéllos. Estas demandas se realizaron en la presentación de la campaña de la Diputación de Barcelona para fomentar la participación de los padres y los alumnos en la elección de los consejos. Una de las funciones de los consejos de la escuela privada es garantizar las normas de admisión de alumnado y aprobar las directrices de las actividades complementarias y extraescolares, que permiten a estos centros cobrar cuotas a las familias, pese a la teórica gratuidad a que les obliga el concierto económico. En los presupuestos de 1999, la Generalitat destina a los centros concertados 72.514 millones de pesetas, el 20,1% del total asignado a Enseñanza. Modificar la LODE Asociaciones de padres y representantes de los municipios señalaron que para poder "llegar a esta democratización de los consejos escolares de los centros concertados" se debe modificar la Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE), de 1985. A juicio del representante de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPAC), Enric Marco, la incorporación de representantes de los ayuntamientos permitirá un mayor control sobre la escuela concertada. "Se podrá tener acceso al proceso de preinscripción y matriculación de los alumnos y a las cuotas que se cobran a los padres", aseguró. En la actualidad, la mayoría de los alumnos con necesidades educativas especiales, entre los que se cuentan los inmigrantes, se encuentran en los centros públicos. "Y esto debe terminar", apuntó Marco. Los centros escolares, públicos y privados, renovarán sus consejos escolares entre el 30 de noviembre y el 4 de diciembre, aunque la composición y las atribuciones de éstos difieren. En los centros públicos se elige al director del centro, al jefe de estudios, al representante del personal de administración y servicios y a los representantes de los padres y alumnos. Este consejo, donde los padres tienen un importante peso, debe aprobar el proyecto educativo del centro. En el sector privado, los consejos escolares no pueden determinar el proyecto educativo y tienen menos peso en el proceso de admisión del alumnado. Además, en su composición existe el predominio del equipo directivo: el director y tres representantes del titular del centro. El resto de la composición del consejo se divide en cuatro representantes de los padres o de los tutores de los alumnos, dos del alumnado y uno del personal de administración y servicios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 1998