Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EA revela que las manifestaciones por los presos se pactaron antes del 25-O

Las movilizaciones en favor del acercamiento de los presos de ETA a cárceles de Euskadi, convocadas por la asociación Senideak, estaban pactadas con los partidos firmantes de la Declaración de Lizarra (PNV, HB, EA e IU) antes de las elecciones del 25 de octubre, según reveló ayer el dirigente de EA Rafael Larreina. Los populares consideran este pacto como una muestra más del "acuerdo de fondo" entre el PNV y HB. Los socialistas guipuzcoanos, aunque no se sumarán a estos actos, consideran que la dispersión de los reclusos toca a su fin.

Las palabras de la semana pasada del presidente del PNV, Xabier Arzalluz, amenazando con movilizaciones en la calle si no se acerca a un número significativo de presos de ETA antes de enero, recibieron ayer la réplica del vicesecretario general de EA, Rafael Larreina, quien reveló que PNV, EA, HB e IU habían pactado con Senideak -asociación de familiares de presos-, antes de las elecciones del 25 de octubre, retomar las movilizaciones para el acercamiento de los reclusos. Una reivindicación que había unido a todos estos partidos en la anterior legislatura desde diciembre de 1995, tres años antes antes de la Declaración de Lizarra que precedió a la tregua de ETA.Senideak ha convocado para el día 28 una manifestación en Bilbao en favor del acercamiento de los presos y tiene previsto remitir la moción que se va a discutir en los ayuntamientos a los ministros del Interior de España y Francia.

Por eso en el partido de Carlos Garaikoetxea ha sentado especialmente mal que Arzalluz terciara "de manera partidista" en este asunto. Larreina criticó a Arzalluz por ponerse la medalla de unas concentraciones pactadas de antemano con la asociación de presos: "Parecía deducirse de sus palabras que él era el que iba a organizarlo todo, cuando en realidad es un tema que estaba organizado y pactado entre los partidos de Lizarra y Senideak", manifestó. Larreina reiteró que su formación respaldará de nuevo el cumplimiento de los acuerdos tomados por una "institución democrática" como el Parlamento vasco en favor del acercamiento de presos y que lo hará en cualquier foro, incluidas las movilizaciones en las calles.

El dirigente de EA animó al presidente del Gobierno, José María Aznar, a sumar a los pasos dados en el tema de la pacificación el acercamiento a las cárceles vascas del grueso de los presos y a tomar contacto con la interlocución designada por ETA en las prisiones.

Por contra, el ministro del Interior, Jaime Mayor, que ayer acudió a la reunión de la Ejecutiva del PP vasco celebrada en Vitoria, reiteró que el Gobierno de Aznar "no se ha quedado en el inmovilismo". "Vamos a asumir nuestra responsabilidad, pero desde la prudencia", dijo. Frente a los que exigen el cumplimiento de los acuerdos del Parlamento vasco en favor del acercamiento, o el reagrupamiento como paso previo a una amnistía [prohibida por la Constitución], apuntó que el Gobierno va a "administrar los tiempos de la pacificación sin precipitarse" y de manera "flexible y dinámica".

Los socialistas guipuzcoanos anunciaron que, aunque el PSE-EE no respaldará las movilizaciones planteadas por los familiares de los presos, sí defenderá el fin de la dispersión, una estrategia diseñada a mediados de los 80 por el ministro de Justicia socialista Enrique Múgica. El secretario general de PSE en Guipúzcoa, Manuel Huertas, relacionó esta postura con el acuerdo unánime adoptado la semana pasada por el Congreso de los Diputados en favor de una flexibilización de la política penitenciaria. Huertas defendió el acercamiento de los presos de ETA "sin tensiones ni tardanzas", y "progresivo y consensuado", ya que "es algo que está presente en la gran mayoría de la sociedad vasca" y "son estas circunstancias las que deben marcar la pauta de este proceso y no las movilizaciones en la calle", en alusión a las concentraciones pactadas con Senideak.

Frente a las voces en favor de una nueva política penitenciaria, el portavoz parlamentario del PP Leopoldo Barreda interpretó el acuerdo con Senideak como otra muestra del "pacto secreto" que une al PNV con HB "tejido en torno a Estella". Más allá incluso, el PP pregunta al PNV si se va a manifestar ante los domicilios de los cargos populares electos, como el pasado fin de semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de noviembre de 1998

Más información

  • Los partidos del Acuerdo de Lizarra se comprometieron con Senideak