Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medrano dimite como director general de Aeropuertos Nacionales

Carlos Medrano, director general de Aena, organismo público del que dependen todos los aeropuertos nacionales, presentó ayer su dimisión ante el ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado. Medrano, que llegó al cargo tras la destitución de su antecesor, Carlos de Andrés, en 1997, se convierte así en una nueva víctima de la larga lista de destituciones y relevos que Arias Salgado ha efectuado en los últimos meses.

Medrano, máximo responsable del llamado Plan Barajas (un proyecto de ampliación del aeródromo madrileño) no ha podido soportar un nuevo obstáculo en este proyecto estrella: el Ministerio de Medio Ambiente ordenó el pasado día 4, cuando faltaban sólo seis horas para poner en marcha la tercera pista del aeropuerto, rehacer el plan de aislamiento acústico de las viviendas cercanas al aeródromo, diseñado por los técnicos de Medrano.La marcha del director general de Aena se produce sólo 11 días después de que la tercera pista de Barajas se pusiera en marcha. La gestión de Carlos Medrano ha estado salpicada, desde el principio, por la polémica: enormes retrasos difícilmente justificables en los vuelos, pérdida de 15.000 maletas en un sólo día, huelgas de controladores y pilotos, falta de coordinación con las compañías aéreas, desinformación a los usuarios del aeropuerto...

Todas estas situaciones obligaron a que Rafael Arias Salgado tuviese que comparecer en ambas ocasiones ante el Congreso de los Diputados y ofrecer respuestas que poco convencían a la oposición parlamentaria. Arias Salgado, acosado, llegó a decir que la culpa de lo que estaba ocurriendo la tenía el anterior ministro de Obras Públicas, el socialista José Borrell, porque no había sido capaz de llevar a cabo las obras a las que él tenía ahora que enfrentarse.

Fuentes del sector aéreo manifiestan que la salida de Medrano había sido decidida por Arias Salgado hacía tiempo. Aseguran que el mes pasado fue llamado al despacho del ministro, para que diese una explicación "coherente" de lo que ocurría en Barajas, "pero no pudo". Medrano no ha explicado nunca por qué el aeropuerto de Madrid, a pesar de contar desde el pasado día 5 con dos pistas paralelas, no sobrepasa nunca la puntualidad del 80%.

La salida de Medrano ocurre 11 días después de la destitución del director del aeropuerto, José Sedano, pero antes habían caído Carlos de Andrés, presidente de Aena hasta septiembre de 1997; Fernando Piña, director general de Aviación Civil; Fernando Mosquera, director general del Plan Barajas; numerosos cargos intermedios, y Joaquín Abril Martorell, secretario de Estado para las Infraestructuras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de noviembre de 1998

Más información

  • La renuncia incrementa la larga lista de relevos en Fomento