Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos dudan de los análisis realizados al TVM holandés

Marchal Saugy, un experto en dopaje que trabaja en cooperación con el COI en un laboratorio universitario de Lausana ha expresado sus dudas sobre las conclusiones alcanzadas por su colega francesa Françoise Bressol en los análisis de orina, cabello y sangre que efectuó en julio a los ciclistas del TVM. Según su informe, remitido a la juez que investiga el caso TVM, cuatro de los corredores del equipo se habían dopado con EPO.

La tajante afirmación de que los corredores habían consumido EPO causó sorpresa en la comunidad científica. Actualmente, no menos de una docena de expertos trabajan en la búsqueda de un método 100% fiable de detección de la sustancia dopante más utilizada y, hasta ahora, ninguno ha podido gritar eureka. Más bien, todo lo que han conseguido es obtener elementos para enzarzarse en polémicas. Saugy, uno de los matriculados en la pelea, discrepa de los métodos utilizados por Bressol.Primero invalida el protocolo seguido. "Es imposible medir el nivel de EPO de una persona, ni siquiera el endógeno tomando una muestra de sangre por la noche, o después de una etapa del Tour o después de cenar", dijo. Los corredores del TVM fueron trasladados a la fuerza a un hospital de Albertville justo después de haber concluido una etapa montañosa del Tour y estuvieron hasta la medianoche en el hospital. "Estos tests deben hacerse por la mañana, antes de que los corredores hayan desayunado o bebido algo".

Después, Saugy ataca directamente el método para diferenciar la EPO endógena de la exógena. "Es un método que parece lógico, pero que en realidad no resiste ningún análisis porque hay demasiadas variables".

El abogado de Andréi Mijailov, el médico del TVM que sigue encarcelado acusado de traficar con sustancias prohibidas, alega otros datos científicos. "Es poco plausible", dice, "que la tasa anormalmente baja de EPO observada en el organismo de cuatro corredores del TVM sea la señal de su consumo en virtud del efecto de retroalimentación revelado por un parón brusco en su ingesta. Los expertos no están de acuerdo sobre la existencia de la retroalimentación. Además, los análisis no han detectado la existencia de RST [receptores solubles de transferencia], el marcador más significativo de la toma de EPO, según los estudios científicos de la doctora Bressol".

Otro experto francés, el hematólogo Gérard Dine, asesor de la ministra francesa de Juventud y Deportes, ha declarado que actualmente es imposible distinguir la EPO exógena de la endógena.

Cuando se cumplen un par de años desde que Francesco Conconi (actualmente investigado por prácticas de dopaje) anunció que en seis meses tendría a punto un método para detectar la EPO en orina, los expertos siguen sin dar con una solución y polemizando sobre el asunto. La semana pasada, el profesor David Cowan, que dirige un laboratorio antidopaje en Londres, anunció que en los Juegos de Sydney, en el año 2000, sería posible detectar no sólo la EPO sino también la hormona del crecimiento, el otro producto dopante más en boga. Sin embargo, no parece probable que para Sydney se pueda detectar la EPO. "Aún se está investigando. Nnadie ha dado con un método 100% fiable", dijo el doctor Ken Fitch, de la comisión médica del COI y del Comité Organizador de Sydney 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de noviembre de 1998

Más información

  • Un científico que trabaja para el COI dice que es imposible detectar la EPO exógena