Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seedorf y Panucci reabren sus diferencias con Guus Hiddink

La derrota del Madrid ante el Celta (1-2) ha reabierto las diferencias que Seedorf y Panucci mantienen con Guus Hiddink. Los gestos airados y las palabras en tono elevado que ambos jugadores dedicaron al banquillo cuando fueron sustituidos convierten en pública una situación que el vestuario conoce desde hace tiempo. Primero Seedorf (m. 54) y luego Panucci (m. 60) pidieron explicaciones al técnico. Hiddink intentó evitar el diálogo pero ante la insistencia del italiano, le respondió: "Menos Ferrari y más...". Ayer Lorenzo Sanz apareció por sorpresa en el entrenamiento.

El enfrentamiento de Seedorf y Panucci con Guus Hiddink el pasado sábado no pasaría de ser la protesta de dos jugadores enfadados con su técnico por ser sustituidos si no fuera porque no es el primero que protagonizan y porque ambos se convirtieron el año pasado en piezas complicadas de manejar para Jupp Heynckes. Lorenzo Sanz sigue de cerca todos estos movimientos del vestuario y ha respaldado oficialmente al técnico para que la disciplina de la plantilla se cumpla. Ayer, el presidente del Real Madrid acudió por sorpresa para presenciar el entrenamiento del equipo. "No pasa nada, sólo he venido a dar ánimos", dijo Sanz a los periodistas sin querer dar más explicaciones sobre lo que había hablado primero con el técnico y luego con los jugadores. Ayer no estaban en el entrenamiento los internacionales, entre ellos Panucci y Seedorf.Lorenzo Sanz y sus directivos comprobaron primero sobre el césped del Bernabéu y luego en numerosas imágenes de televisión la actitud de los dos jugadores con su entrenador. Los gestos más ostensibles fueron los de Seedorf que, tras ser sustituido por Guti, se sentó en el banquillo entre el masajista, Antonio Acedo, y el médico del equipo, Alfonso del Corral, y preguntó reiteradamente a voz en grito: "¿Por qué me cambia, por qué?". Hiddink, atento al juego, hizo oídos sordos a su jugador, pero ante la insistencia de éste le emplazó al término del partido para darle una explicación. Guti sustituyó a Seedorf y el equipo mejoró su juego. Cuatro minutos después de salir del terreno de juego el holandés, le tocó el turno a Panucci. Al italiano tampoco le gustó la decisión de Hiddink y como su compañero se fue a pedir explicaciones. Los gestos del italiano no fueron tan elocuentes pero sus palabras alcanzaron tal tono que Hiddink perdió la compostura y le respondió: "Menos Ferrari y más...". Panucci tiene un Porsche, pero estudia comprarse un Ferrari e imitar a los cinco madridistas con un coche de esa marca.

Panucci protagonizó otro incidente con Hiddink en el partido que el Madrid jugó en Zaragoza. En esa ocasión la discusión se produjo en el vestuario y la intervención de Pedja Mijatovic en favor de su compañero zanjó el asunto.

El comportamiento conflictivo de Seedorf y Panucci ha reaparecido como en el pasado, cuando el Madrid tiene problemas. Jupp Heynckes mantuvo varios conflictos con estos jugadores en el tramo final de la última temporada. En una ocasión Panucci, contrariado con su entrenador, se negó a salir al terreno de juego en el descanso del partido que en el Bernabéu disputaron contra el Oviedo. La mediación de algunos jugadores solventó la polémica.

Tanto entonces como ahora Panucci y Seedorf justifican estas actitudes en su deseo de colaborar con el equipo y a momentos de tensión propios de un partido. En este sentido, Seedorf mantuvo fuertes discusiones con sus compañeros sobre el terreno de juego en el partido de Liga de Campeones ante el Sturm Graz e incluso lanzó un balonazo a Illgner. "Es bueno discutir en el campo y si di un balonazo fue para relajar la tensión", explicó.

El Real Madrid se planteó el año pasado vender a ambos jugadores ante el interés de varios clubes extranjeros, pero la conquista de la séptima Copa de Europa hizo cambiar de opinión al club. Ambos ocupan la banda derecha que tanto debate ha originado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de noviembre de 1998

Más información

  • "Menos Ferrari y más...", respondió el entrenador cuando el italiano pidió explicaciones por su cambio ante el Celta