Tomey anula 2.904 millones de la deuda "ficticia" de Guadalajara

El pleno de la Diputación de Guadalajara, que preside el senador del PP Francisco Tomey, aprobó ayer dar de baja 2.904 millones de pesetas de supuestas deudas pendientes de cobro que aparecían reflejadas en los ejercicios presupuestarios de esa corporación de 1992 a 1995. El acuerdo se adoptó con los votos favorables del PP, la abstención del PSOE y el rechazo de Izquierda de Castilla-La Mancha. Tomey no asistió a la sesión al encontrarse en un viaje oficial en Cuba.

Tomey está siendo investigado en el Tribunal Supremo por un delito de falsedad en documento oficial a causa de la incorporación a los presupuestos de la Diputación de 3.500 millones de supuestas deudas "ficticias o inexistentes", según denunció hace un año la Fiscalía de Guadalajara. La anulación de 2.904 millones tiene lugar tras un reciente expediente de Rosario Iglesias Cabrera, nueva interventora de la Diputación, en el que daba de baja estas deudas porque no cumplen los requisitos exigidos por la Intervención General del Estado. En su informe la interventora señalaba que se habían detectado errores en los criterios seguidos para el reconocimiento de ingresos y gastos. Iglesias hizo pública ayer una nota en las que aclara que su informe es exclusivamente técnico y que no debe dar pie a "apoyar pretensiones políticas en asuntos ajenos a su finalidad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

José María Irujo

Es jefe de Investigación. Especialista en terrorismo de ETA y yihadista, trabajó en El Globo, Cambio 16 y Diario 16. Por sus investigaciones, especialmente el caso Roldán, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Ortega y Gasset y el Premio Internacional Rey de España. Ha publicado cinco libros, el último "El Agujero", sobre el 11-M.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS