Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La Constitución sólo es reformable con el consenso que tuvo su redacción"

La Junta Directiva Nacional del PP, el máximo órgano entre congresos, fijó ayer con una declaración institucional cuáles son sus condiciones para reformar en el futuro la actual Constitución. La dirección del PP establece así que "cualquier propuesta de reforma constitucional es lícita -puesto que la reforma es un mecanismo de defensa de la propia Constitución frente a la erosión del tiempo- siempre que se someta a las reglas que la propia Constitución establece y alcance el mismo nivel de consenso que se logró en su redacción". En ese punto, en el PP destacan que "ninguna reforma es admisible, en cambio, mediante una interpretación violenta de la letra o el espíritu de la Constitución que altere los términos del pacto histórico conseguido o suponga una suplantación del único titular reconocido del poder constituyente que es el pueblo español en su conjunto".

Ambos párrafos, leídos como el resto del manifiesto por el coordinador general del PP, Ángel Acebes, e inspirados en el trabajo preparado para la XX conmemoración de la Constitución por Gabriel Cisneros, uno de los redactores de la Carta Magna, tienen por objeto destacar las duras condiciones que el Gobierno pondrá para retocarla: que todos los partidos estén de acuerdo, que se apruebe en el Congreso por mayoría de tres quintos de diputados y que se ratifique en un referéndum popular.

El PP ha proyectado por su parte varios actos para realzar el homenaje que el Gobierno, el Congreso y los demás partidos quieren tributarle a la Carta Magna en torno al próximo día 6 de diciembre en su XX aniversario. Para establecer su posición de partida, el PP expresó ayer de nuevo "su firme convicción en la vigencia de los valores del texto constitucional para continuar rigiendo nuestra convivencia democrática y, por consiguiente, en la necesidad de perseverar en su progresivo desarrollo y aplicación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998