Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: COMPETICIONES EUROPEAS

Ganan a la UEFA pero pierden en el campo

Varios de los grandes clubes con derechos adquiridos, en dificultades para clasificarse

Corren tiempos confusos en el fútbol europeo. Los patricios se reúnen para formar grupos de presión frente a la UEFA, pero sus resultados son deficientes. El Juventus, el Barcelona y el Oporto (todos ellos integrantes del famoso G 12) están al borde de la eliminación en la Liga de Campeones. Lo mismo ocurre con otros equipos prestigiosos, como el Arsenal o el Benfica. Por no hablar del PSV Eindhoven, último del grupo F y sin ninguna posibilidad de acceder a la siguiente ronda del torneo. Mientras tanto, equipos como el Galatasaray, el Olympiakos o el Panathinaikos están en una posición espléndida para alcanzar los dieciseisavos de final. Por ahora, la gran Liga que pretenden las televisiones no se corresponde con unos resultados que no privilegian a los favoritos.A falta de dos jornadas para decidir los equipos que pasan a la siguiente fase de la Liga de Campeones, sólo hay un equipo virtualmente clasificado. Se trata del Kaiserslautern, otro club singular. Aunque de gran tradición en el fútbol alemán (allí militó el gran Fritz Walter en los años cincuenta), el Kaiserslautern es una entidad sin grandes pretensiones. Hace tres años descendió a Segunda División. Con los mismos jugadores regresó a Primera y ganó la Bundesliga, ante la sorpresa general. Su estrategia es sacar el mejor partido de unos jugadores poco conocidos y vender lo mejor posible. Un típico equipo alemán que funciona muy bien en la Liga de Campeones.

Entre los clásicos, el Manchester United está en un momento apoteósico. En la próxima jornada disputará un partido decisivo frente al Barça en el Camp Nou, pero todos los datos del equipo inglés son impresionantes. En la Liga de Campeones ha marcado 16 goles (un promedio de cuatro por partido), con un juego espectacular. Después del breve periodo de orfandad que le produjo la retirada de Eric Cantona, el Manchester ha emergido con una generación magnífica. Ninguna de sus estrellas supera los 25 años, pero todos disponen de una considerables experiencia frente al desafío de las grandes competiciones. Beckham, Giggs, Scholes, Butt y los hermanos Neville (todos formados en la cantera de Old Trafford) han sido parte sustancial del equipo que ha dominado el fútbol inglés en esta década y del conjunto que ha sufrido enormes decepciones en la Liga de Campeones. Han pasado por las mejores y las peores situaciones, y ahora parece que han alcanzado la madurez. Su único problema es el de la mayoría de los equipos ingleses: la defensa. En cualquier caso, el Manchester es el equipo más excitante de Europa en estos momentos.

Para el fútbol italiano, la Liga de Campeones está provocando más penalidades de las esperadas. El Inter, el equipo de Ronaldo, consiguió salvarse en Moscú con un gol del argentino Simeone en el último minuto. El técnico Simoni, que vive pendiente del cese desde el comienzo de temporada, respiró brevemente, a la espera del encuentro del domingo con el Milan y el duelo con el Madrid dentro de dos semanas.

El Juventus, finalista del año pasado tras superar la liguilla en el último momento, está en una posición delicada. Todavía no ha conseguido una victoria en la Liga de Campeones y se abocará a un encuentro decisivo en la próxima jornada frente al Galatasaray, en Estambul, escenario siempre fragoroso para cualquier equipo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1998