Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: COPA DE LA UEFA

La Real enseña la guillotina

Kovacevic, clave ante el flojo Dinamo de Moscú

Cuando Darko Kovacevic, el pichichi de la competición europea, abrió el tanteador, a la Real Sociedad sólo le interesaba la magnitud de la goleada. Hasta el gol desaprovechó la oportunidad de apabullar al Dinamo de Moscú y resolver la eliminatoria tempranamente. Esperó demasiado (55 minutos), pero no malgastó la ocasión para poner al conjunto ruso al pie de la guillotina y zaherirle sin piedad.

El Dinamo de Moscú no quería jugar un partido de fútbol; vino a representar una pieza cómica. El sainete moscovita duró aproximadamente noventa minutos. Fue un disparate, impropio de un envite europeo. Sólo un par de amagos inconexos maquillaron su debilidad.

Los rusos emplearon un planteamiento primitivo, de patio de colegio, consistente en colocar a un portero y tres defensas faenando en el tercio defensivo (con muchos borrones) y desperdigar al resto en posiciones inútiles. Pero la Real dudó sobre cómo afrontarlos.

REAL SOCIEDAD 3 - DINAMO DE MOSCÚ 0

Real Sociedad: Alberto; López Rekarte, Loren, Antía, Aranzabal; Gómez, Kühbauer (Jauregi, m. 81), Sa Pinto, De Pedro; Kovacevic (Idiakez, m. 77) y De Paula (Cvitanovic, m. 71). Dinamo de Moscú: Tiapushkin; Yajimovich (Tochiline, m. 46), Golovskoi (Benderas, m. 83), Kovtun; Romaschenko, Ostrovski, Gussev; Kobelev, Izibor (Kulchi, m. 54), Nekrasov, y Terejin. Goles: 1-0. M. 55: De Pedro bota un córner y Kovacevic cabecea desde la frontal del área pequeña cruzando la trayectoria del balón.2-0. M. 69: De Pedro envía una diagonal aprovechando un desmarque de De Paula, quien regatea al portero y marca a puerta vacía. 3-0. M. 75: Kovacevic marca de vaselina. Árbitro: Terje Hauge, de Noruega. Mostró tarjetas amarillas a Golovskoi y López Rekarte. Unos 29.000 espectadores en de Anoeta.Partido de vuelta de la Copa de la UEFA.

Los titubeos se prolongaron hasta el intermedio y cesaron cuando Kovacevic -siete goles en cuatro partidos de UEFA- perforó la portería de Tiapushkin. El resultado de Moscú (2-3 a favor de la Real) inclinaba la eliminatoria del lado donostiarra sin reacción posible. De Paula y Kovacevic anotaron los dos últimos tantos del partido, que terminó con un soberano descarrilamiento ruso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 1998