Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lope, visto y no visto

El teatro de la Comedia emplea un sistema para facilitar a los ciegos el seguimiento de las obras

Ser ciego ha dejado de ser un obstáculo para ver el mejor teatro de Lope de Vega. Así se ha demostrado estos últimos cuatro días en el teatro de la Comedia, donde por primera vez se ha probado un sistema de audiodescripción, que ha permitido a los ciegos y deficientes visuales admirar la obra La Estrella de Sevilla en la versión dirigida por Miguel Narros e interpretada por los actores de la Compañía Nacional de Teatro Clásico.El sistema, técnicamente denominado Audesc, fue desarrollado hace dos años y medio por la Organización Nacional de Ciegos (ONCE) con el objeto de facilitar a los invidentes el seguimiento de las obras teatrales.

El método de audiodescripción funciona muy sencillamente. Durante la actuación, un locutor describe desde una cabina de manera paralela y simultánea a la acción escénica aquellos sucesos, acciones o transformaciones escenográficas que el ciego no puede entender sólo con los diálogos. Los espectadores escuchan la descripción a través de unos auriculares, conectados a un pequeño receptor de infrarrojos del tamaño de una tarjeta, distribuido a la entrada del teatro.

Cinco minutos antes de comenzar la obra, el locutor, que generalmente es un actor o una persona con experiencia de doblaje, lee datos sobre la obra y el autor; dos minutos antes de comenzar describe la escenografía y los trajes. Cuando la obra empieza, la descripción de los sucesos escénicos es explicada en las pausas de los diálogos de los actores, al fin de no recargar ni molestar la audición directa de la obra, que los ciegos pueden también seguir en un programa en braille recogido a la entrada.

Con la aplicación de este sistema se logra que el invidente no necesite preguntar a su acompañante lo que está ocurriendo en el escenario y reciba la información directamente, lo que le permite disfrutar del espectáculo con mayor libertad. El servicio, ofrecido por la ONCE en colaboración con la Compañía de Teatro Clásico, es gratuito. Javier Navarrete, asesor de teatro y cine de la ONCE, señaló el día del estreno del sistema: "Es muy caro, con lo cual no se puede asegurar cada semana".

El jueves pasado, 12 ciegos vieron la obra La Estrella de Sevilla con el soporte de Audesc. "Se oye perfectamente y está muy bien explicado. Vamos, uno se entera de todo muy bien", comentó Lola, que había acudido al teatro con su perro lazarillo. "Estamos muy contentas. A mí me ha gustado mucho y voy a volver", añadió su amiga Diamantina. "Yo conocía el Audesc de las películas", dijo Gori, que había viajado desde Granada para asistir a la obra. "¡Está perfecto! Me ha ayudado en todo, porque no veo nada", agregó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de octubre de 1998