Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Personaje bochornoso

Sanlúcar de Barrameda. Cádiz.

Es indignante y bochornoso el personaje de andaluza de La Juani en la popular serie Médico de familia. Su papel de criada o chacha la condena casi siempre a la cocina (o a servir la comida en el salón). Además, debe ser la graciosa y ocurrente, cual bufona de los "señoritos de la capital" y de sus hijos pijos. Si analizamos bien el personaje, es una mujer casi analfabeta, con bastante genio pero muy inocente para la ciudad de Madrid. Su acento andaluz es exagerado y visto despectivamente respecto al castellano hablado en Madrid. Incluso su nombre, Juani, denota que pertenece a un escalafón bajo. Su feminización de un nombre masculino es entendida como "cosa de cateto de pueblo". En el círculo de amistades tenemos a su novio Hipólito, que es un pobre desgraciado e ingenuo. Marcial, que cada dos por tres cae en el ridículo, y su propia familia es exageración burda del "andaluz de pandereta". Me pregunto, ¿por qué en vez de ser criada sanluqueña o andaluza no puede ser vasca, catalana o madrileña? ¿Lo consideran un trabajo deshonroso para su estatus de ciudadanos de primera? La contraposición de este mundo son los otros protagonistas: Nacho, médico respetado y desenvuelto, con un alto nivel de vida; su mujer, locutora de una prestigiosa cadena de radio, y sus hijos, que sólo tienen problemas banales. Lo peor es que las personas que no son de Andalucía nos confunden a todos con esa imagen distorsionada que nada tiene que ver con la realidad.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de octubre de 1998