Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Despedido el presentador de un programa infantil de la BBC por tomar cocaína

Blue Peter, el barco azul que anuncia todas las tardes la llegada del programa infantil más popular de la BBC, surca aguas turbulentas. Richard Bacon, de 22 años y uno de sus presentadores más diligentes, ha perdido el empleo. Consumió cocaína horas antes de la conmemoración del 40º aniversario de la serie, el pasado viernes.

La cadena pública británica, que tiene a gala contratar jóvenes sanos para cubrir el horario dedicado a los pequeños, no podía permitir una torpeza así. Tan rápida ha sido su reacción que en pocas horas había desaparecido ya el rostro del despedido de la página del espacio en Internet.

"Richard Bacon ha reconocido que tomó una droga ilegal y lo siente mucho. Así las cosas, creo que ha defraudado al equipo y a todos vosotros y por eso se marcha", explicó el pasado lunes en antena Lorraine Heggessey, jefa de programas infantiles. Cerca de cuatro millones de menores, la audiencia media de Blue Peter, la vieron aparecer durante 60 segundos inmediatamente antes de la emisión del programa. Bacon no aparecía ese día, pero la solemnidad dada al anuncio ha sido criticada.

"Me pareció horrible. ¿Por qué han elegido una forma tan poco familiar de explicar lo sucedido?", ha señalado al rotativo The Times Richard Woolfson, psicólogo infantil. En su intervención, Heggessey prometió que trataría de enmendar el hecho, pero sus buenas intenciones parecieron más una alocución oficial que una explicación para niños y adolescentes.

Bacon, por su parte, ha dejado clara su postura. "Lo siento, pero no soy Jack el destripador. Con el tiempo espero recomponer mi carrera en la televisión para adultos". Hasta su familia -padres y dos hermanas- ha aparecido en la prensa con aspecto sombrío y diciendo que atraviesan "un momento malísimo". Como recordaba ayer The Independent, no hace mucho los programas infantiles de la BBC eran "el último bastión de la inocencia nacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 1998