Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es el octavo país del mundo en falsificación de marcas comerciales

España ocupa el octavo puesto en el mundo en falsificación de marcas, siendo el textil, el alimentario y la marroquinería los sectores españoles que están sometidos a un mayor riesgo de ser copiados y falsificados, según datos aportados por la Asociación Nacional para la Defensa de la Marca (Andema). El presidente de esta asociación, Aurelio Alonso, y el secretario general de la Cámara de Comercio de Alicante, Tomás Morató, presentaron ayer en Alicante las VI Jornadas sobre Marcas, que organizan conjuntamente el Consejo General del Poder Judicial, el Consejo Superior de Cámaras de Comercio y Andema. Durante el año 1997 las mercancías falsas intervenidas en España alcanzaron un valor de casi 13.000 millones de pesetas, según explicó Alonso, quien destacó que haciendo un cálculo optimista se podría estimar que el volumen de falsificaciones puede ser el doble de lo incautado. Alonso destacó los "altísimos niveles de falsificación que se han alcazado en España", tras apuntar que este país cuenta con un sistema mixto, ya que falsifica en su interior y, además, importa productos falsificados. Por autonomías, Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valencia copan el 88% del total de los productos falsificados intervenidos con el 48%, 28% y 12%, respectivamente. La clasificación de productos intervenidos van desde la informática, electrónica, telefonía y electrodomésticos hasta respuestos de automóviles pasando por joyería, máquinas fotográficas y palos de golf. La necesidad de defender a las marcas originales de no ser copiadas por otros es el principal tema que se tratará durante los tres días que durarán estas jornadas, que comienzan hoy en Alicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 1998