Irizar invierte 3.000 millones para aumentar la producción y colocarse como la segunda firma europea del sector

Irizar, la cooperativa dedicada al carrozaje de autobuses de lujo, ha invertido 3.000 millones de pesetas en su sede de Ormaiztegui (Guipúzcoa) para duplicar su capacidad de producción hasta las 1.350 unidades anuales y responder al progresivo aumento de la cartera de pedidos. Las nuevas instalaciones, que han supuesto una ampliación de los talleres de 16.000 metros cuadrados, permitirán a la empresa subir un puesto y colocarse como la segunda empresa europea del sector. Irizar, líder española de los fabricantes de autobuses de lujo, produce el 55% de los autocares que se fabrican en España y espera facturar este ejercicio un total de 23.000 millones de pesetas en sus plantas de Ormaiztegui, China, Marruecos y la recién inaugurada fábrica de Brasil. La cooperativa ha optado por un plan de internacionalización contando con los socios locales y mantiene joint venture (sociedades conjuntas) en sus fábricas extranjeras. El grueso de las ventas corresponde a la fábrica guipuzcoana, que cerrará previsiblemente 1998 con una cifra de negocio de 16.000 millones de pesetas, un 50% más que en 1997. La cooperativa ha unificado los dos talleres que tenía en Ormaiztegui, donde fabricará este año 950 de las 1.450 unidades que producirá en sus cuatro plantas. "Somos la única empresas del mundo dedicada únicamente a la producción de autocares de lujo", destacó Koldo Saratxaga, gerente de Irizar, que sigue la estrategia comercial de diversificar mercados y no productos. La exportación es otro de los puntales del crecimiento de Irizar. La cooperativa comercializa sus autobuses de lujo en 42 países del mundo y este año aumentará un 120% las exportaciones, con el despegue de las ventas en EEUU, Hong Kong y Francia. Mercado indio India es el país que cuenta con más posibilidades de albergar una cuarta planta de Irizar en el extranjero. Los responsables de la cooperativa están estudiando implantarse en este país, en un proyecto al que no pusieron fecha. "Puede ser en tres meses o en tres años", señaló Saratxaga. El aumento de la capacidad productiva ha incrementado también la plantilla de Irizar. La cooperativa, dedicada al carrozaje de autocares, ha incorporado 125 nuevos trabajadores en Guipúzcoa este año. Irizar emplea en Ormaiztegui directamente a 595 personas y a otras 160, indirectamente. A los guipuzcoanos, hay que sumar los 650 trabajadores repartidos en las fábricas de Marruecos, China y Brasil. Con la ampliación de las instalaciones, Irizar cuenta ahora en Ormaiztegui con 30.000 metros cuadrados de talleres y un aparcamiento de 20.000 metros cuadrados, que ayer inauguraron el lehendakari José Antonio Ardanza y el presidente de MCC, Antonio Cancelo. "Irizar ha pasado de ser un receptor neto de recursos de MCC a ser un contribuyente neto", destacó Cancelo. La cooperativa, que sufrió una crisis a finales de los años 80, ha quintuplicado su facturación y ha multiplicado por 17 las exportaciones desde 1991. Su cartera de pedidos de la cooperativa para los próximos tres meses es de 300 autocares, que fabricará a un ritmo de 4,5 unidades diarias. Las previsiones para 1999 apuntan un aumento de las ventas superior al 20%. La inauguración de las instalaciones incluyó un amplio programa de actos para empleados y clientes, con exhibiciones de danzas vascas y deporte rural.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción