El anillo de alta velocidad de Barcelona estará listo en el 2006

Barcelona dispondrá de un anillo ferroviario de alta velocidad en el año 2006, según el acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Fomento y el Gobierno catalán. El programa inicial del trazado del AVE no sufre variaciones: el tren llegará en el 2004 a Barcelona, el puerto y la frontera francesa. La novedad es que se acepta la propuesta del Ayuntamiento de Barcelona de una segunda entrada en la ciudad por el sur. El ministro Rafael Arias Salgado aseguró ayer que la línea unirá El Prat con Sants y de ahí enlazará con la Sagrera.

Rafael Arias Salgado explicó ayer que la primera de las estaciones que construirá Fomento es la del Vallès. La frase utilizada, en declaraciones a Catalunya Ràdio, era lo suficientemente imprecisa como para permitir interpretar que estaba hablando de fases diferentes que dejarían, en un primer momento, a la ciudad de Barcelona sin AVE en el 2004. Hasta el punto de que se produjeron ayer diversas réplicas de diputados de la oposición a las declaraciones del ministro. El mensaje que lanzaban el PSC, IC y ERC, con matizaciones diversas, era unánime: un AVE sin Barcelona es inadmisible. El ministro, sin embargo, sólo había sido impreciso, según fuentes de su ministerio que coinciden con el director general de Actuaciones Concertadas del Departamento de Política Territorial, Ramon Roger. El pacto institucional alcanzado entre Fomento y el Ejecutivo catalán (del que el presidente del Gobierno central, José María Aznar, informó al alcalde de Barcelona, Joan Clos, en la entrevista que ambos mantuvieron) incluye la llegada del AVE en el 2004 a tres puntos: la ciudad, el puerto (para mercancías) y la frontera. La prioridad dada ayer por Arias Salgado a la estación del Vallès no pospone la entrada del AVE en Barcelona, hasta el punto de que si la Sagrera no estuviera lista, no habría inconveniente en utilizar la estación de Francia con carácter provisional. El cumplimiento de este acuerdo, aseguró Ramon Roger, es "un compromiso y también una exigencia". Aeropuerto La segunda parte de este acuerdo, explicó Roger, es el cierre del anillo ferroviario, una reivindicación del municipio barcelonés. El mismo ramal que permitirá la entrada y salida de mercancías con ancho europeo desde el puerto será el que posibilite el acceso al aeropuerto. La intención es hacer coincidir las obras ferroviarias con la ampliación aeroportuaria. Desde el aeropuerto, el acceso a la ciudad se hará por la estación de Sants, afirmó Arias Salgado, lo que descarta la sugerencia municipal de aprovechar la estación del Morrot y llegar hasta la de Francia. Un portavoz del Ayuntamiento barcelonés aseguró que el calendario y las variaciones son asumibles por el municipio. El Gobierno catalán y el Ayuntamiento de Barcelona han defendido conjuntamente la necesidad de que el AVE llegue al aeropuerto como forma de que éste se convierta en uno de los más importantes nudos de comunicaciones del Mediterráneo. El primer proyecto de trazado no incluía está derivación de la línea y el presidente Jordi Pujol pidió que el tramo de la entrada a Barcelona no saliera a información pública para redactar un proyecto que incluyera la estación en El Prat, aunque su construcción no fuera paralela a la del trazado entre Madrid y Barcelona. La estación del Vallès, en cambio, es una opción del Gobierno catalán.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción