Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romero descarta alianzas con el PSOE por culpa de la Declaración de Mérida

El coordinador andaluz de Izquierda Unida (IU), Antonio Romero, dejó ayer el programa de su formación ante las elecciones municipales a un lado para hablar de la política nacional. Romero, visiblemente irritado, arremetió con un cierto retraso contra una de las últimas iniciativas socialistas: la Declaración de Mérida. El coordinador andaluz desempolvó la Declaración de Mérida para decir que "ha abierto una diferencia abismal" entre su coalición y el PSOE cara a lograr acuerdos entre ambas formaciones para las elecciones municipales. Romero presentó ayer el programa marco con el que IU concurrirá a las elecciones municipales y descartó la posibilidad de "apoyos mecánicos" con ninguna formación política, aunque señaló que "una vez que se cierren las urnas, se verá si hay posibilidades de acuerdos, pero siempre desde un programa político". Sobre las dificultades para entenderse con los socialistas, Romero indicó que, a su juicio, "el PSOE se ha puesto a la derecha del PP en lo que se refiere a la unidad de España" y explicó que no sabe lo que pretenden los socialistas con la Declaración de Mérida. "No sé si lo que quieren son votos de la extrema derecha porque han dado un giro hacia el pasado y defienden la unidad de España con más fervor que la derecha", manifestó Romero. En alusión a los presidentes autonómicos de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, que firmaron la declaración, el dirigente de IU dijo que "en vez de a Mérida, han tenido que ir a Lourdes, por lo de madrecita, que me quede como estaba". Romero criticó que el presidente andaluz, Manuel Chaves, haya suscrito este texto sin consultar con sus socios de Gobierno, los andalucistas, ni con el Parlamento andaluz. Sobre las elecciones municipales, Romero explicó que el objetivo de la organización, que cuenta con casi un centenar de alcaldías y cogobierna en otros 130 municipios, es incrementar el número de alcaldías y lograr algunas en ciudades grandes, si bien eludió fijar un objetivo numérico. Romero dijo que en el sexto mandato de los ayuntamientos democráticos, Izquierda Unida tratará de combatir la ofensiva neoliberal a escala municipal y detener las privatizaciones de los servicios públicos, bajo el lema de "Trabajo, igualdad, democracia". IU propone constituir una "red de municipios" para poder abordar en colaboración cuestiones tales como la implantación de energías renovables o el tratamiento de residuos, entre otras experiencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998