Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisiones no ha decidido aún la situación de Amedo y Domínguez

El Ministerio del Interior está a la espera de que el Tribunal Supremo decida si la condena que ha recaído sobre los ex policías José Amedo y Michel Domínguez por el caso Marey es acumulable a la que ya les fue impuesta en 1990 por otras actividades relacionadas con los GAL. Mientras se resuelve esta cuestión, ambos ex agentes están en el centro de régimen abierto Victoria Kent, de Madrid, aunque el Reglamento Penitenciario señala que en estos casos "se debe proceder inmediatamente a la reclasificación" de los penados.

Instituciones Penitenciarias considera que la situación de ambos condenados es correcta pese a que el artículo 108 del reglamento indica que, en situaciones como las de Amedo y Domínguez, la junta de tratamiento de la prisión debe proceder inmediatamente a su reclasificación. Fuentes penitenciarias señalan que "inmediatamente" no quiere decir que la reclasificación deba hacerse urgentemente, sino lo antes posible en un plazo de seis meses.

Amedo y Domínguez ingresaron el pasado 25 de septiembre en el centro Victoria Kent (antigua cárcel de Yeserías) para cumplir la condena de nueve años y seis meses que recayó sobre el primero y la de dos años y cuatro meses que se impuso al segundo en relación con el secuestro de Segundo Marey. Sobre ambos pesa una anterior condena de 108 años de cárcel como inductores de seis asesinatos frustrados de los GAL, aunque están prácticamente en libertad desde que el 26 de julio de 1994 les fue concedido el tercer grado y el régimen abierto, tras pasar seis años encarcelados.

Reglamento penitenciario

El Reglamento Penitenciario establece: "En los supuestos de internos clasificados en tercer grado que fuesen detenidos, ingresados en prisión, procesados o imputados judicialmente por presuntas nuevas responsabilidades, el director podrá suspender cautelarmente cualquier nueva salida, así como acordar la separación interior que proceda y su pase provisional al régimen ordinario, debiendo de proceder la Junta de Tratamiento inmediatamente a la reclasificación correspondiente en su caso".Jorge Manrique, abogado de Amedo y Domínguez, afirma que el tercer grado de ambos ha quedado en suspenso, que no pueden salir del centro Victoria Kent, y que si no se ha procedido a revisar su situación se debe posiblemente a que se está a la espera de que el Supremo decida si la condena por el caso Marey se refunde con la primera. "Lo lógico es que así sea, ya que el caso Marey es anterior a los hechos por los que ya estaban cumpliendo condena", argumenta Manrique. El Supremo se pronunciará previsiblemente en breve y, después, Interior decidirá sobre la situación de los dos ex policías. Instituciones Penitenciarias tampoco ha clasificado a los otros 10 condenados por el caso Marey, entre ellos el ex ministro José Barrionuevo y el ex secretario de Estado Rafael Vera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de octubre de 1998