Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE intenta tranquilizar a los agricultores sobre sus rentas futuras

Sankt-Wolfgang (Austria)

La reunión informal de tres días mantenida por los ministros europeos de Agricultura en Sankt-Wolfgang (Austria) concluyó ayer en medio de las protestas de unos 2.000 agricultores que temen un recorte de sus ingresos de hasta un 30% debido a la reforma de la Política Agraria Común (PAC).Las autoridades comunitarias se esforzaron por su parte en enviar mensajes de tranquilidad. "Puedo garantizar que los agricultores no perderán entre un 20% y un 30% de sus ingresos", afirmó ayer el comisario europeo de Agricultura, Franz Fischler.

"No queremos ser víctimas de una liberalización a ultranza", señalaron los manifestantes que expresaban así sus temores a que la reforma de la PAC, las futuras negociaciones en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OCM) y la ampliación de la UE a los países del Este, pueda suponer un recorte en sus ingresos de entre el 20% y el 30%.

El estudio sobre los efectos de la reforma de la PAC en las rentas agrarias se dará a conocer en dos o tres semanas, según explicó ayer el comisario Fislcher. El próximo fin de semana se harán públicas las previsiones sobre crecimiento de la demanda mundial, que se verá afectada por la crisis en Rusia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998