Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL LIGA DE CAMPEONES

El Barcelona inicia su año de redención en Old Trafford

El partido ante el Manchester motiva al equipo azulgrana pese a sus bajas

Old Trafford, Manchester, Liga de Campeones. La arquitectura del fútbol. El Barça empezó hace un año su calvario en Europa perdiendo en Newcastle y el azar le ha dado la oportunidad de redimirse. Otra vez Inglaterra, donde no gana desde 1960. Los azulgrana abrieron la competición con derrota (3-2) y la cerraron encajando una histórica goleada ante el Dinamo de Kiev (0-4). Son esos recuerdos que duelen. Con el deseo de vengar aquélla pesadilla, el grupo de Louis Van Gaal juega hoy en Manchester (20.45, TV3) con el objetivo de no rebobinar las tortuosas imágenes de los goles encajados tras centros en las bandas y cabezazos a la red. Pero el Barça tiene el enemigo en casa: las lesiones están debastando el vestuario. Sergi, con molestias, ha asumido que jugará tocado. Giovanni y Óscar, que ayer se limitó a comentar que no comparte el criterio de Van Gaal que achaca sus lesiones a problemas psicológicos, son duda. El holandés ni siquiera ha podido completar la convocatoria."Creo que el Manchester es mejor equipo que el Newcastle", opina Van Gaal. "Hay que estar más preocupado por las lesiones. Tendremos que estar al 100% y nuestras opciones se reducen. Estamos pagando el esfuerzo del Mundial".

Van Gaal ha recurrido a Xavi, del filial, para cerrar la lista. Kluivert y Pellegrino, no inscritos en la competición, están en Manchester como meros espectadores.

Pese a todo, Van Gaal va a por todas: "Yo no firmo un empate. Mis equipos siempre salen a ganar", dice, "y ya es hora de truncar nuestra mala racha en Inglaterra". El holandés basa su teoría en que su equipo encontrará más espacios y podrá jugar mejor en Old Trafford que como lo hizo el sábado ante el Extremadura, con un carácter mucho más defensivo.

Casi será otro Barça el que salte al césped de Old Trafford. Van Gaal tendrá que retocar su sistema y recolocar a Rivaldo. Pero, de entrada, la cabeza y la cola cambiarán. Abelardo y Anderson, suplentes de lujo, tendrán su oportunidad para sustituir a los debutantes del sábado. El asturiano negó que vaya a estar en el punto de mira. Alguien pensó en los centros al área. "No sólo voy yo a tener trabajo sino todo el mundo... Tenemos que sacar una experiencia positiva de lo que ocurrió en Newcastle", dijo Abelardo. Y Anderson sabe que ésta es su competición. "Tengo una motivación extra. Si tengo una buena actuación pondré al entrenador las cosas más difíciles para el día del Madrid. Yo lucho para entrar también en la Liga", dijo sin querer resignarse.

Alex Ferguson, entrenador del Manchester, admitió estar un tanto desconcertado por la forma de actuar del Barcelona: "No sé qué esperar de ellos. Han cambiado su equipo en los dos últimos partidos y han jugado con dos sistemas diferentes, casi con dos grupos de jugadores". Y agregó: "Nos guiaremos por mi análisis. Creo que utilizarán a sus futbolistas más expertos y que tratarán de darnos el golpe de gracia en el segundo tiempo". En el club inglés existen ánimos de revancha después de que en la última ocasión que se cruzaron en el camino con el Barcelona salieron goleados (4-0) del Camp Nou después de haberse registrado un empate a dos en Old Trafford. Aquello fue en la Liga de Campeones de la temporada 1994-1995. La única duda por parte del Manchester es la del defensa Ronny Johnsen, lesionado en un tobillo tras el partido de Liga en el United se impuso por 2-0 al Coventry.

Manchester United: Schmeichel; Neville, Stam, Berg o Johnsen, Irwin; Beckham, Keane, Butt, Giggs; Solskjaer y Yorke.

Barcelona: Hesp; Reiziger, Abelardo, Sergi; Luis Enrique, Cocu,Giovanni; Figo, Rivaldo, Zenden; y Anderson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de septiembre de 1998