Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moyà hace historia en Nueva York

El cierre de la quinta jornada del Open de Estados Unidos resultó tan épico para el tenis español como desencantadora había resultado su apertura. Àlex Corretja y Carlos Moyà salieron como héroes de las pistas de Flushing Meadow.Corretja, séptimo cabeza de serie, protagonizó un nuevo partido maratoniano frente al francés Jean Baptiste Perlant, al que derrotó por 6-4, 5-7, 6-7 (8-10), 6-1 y 6-0. Mayor protagonismo tuvo aún Moyà (número 10) en su encuentro de segunda ronda ante el estadounidense Michael Chang. Las cifras de la confrontación evocan un choque memorable: venció el mallorquín en cinco mangas, por 3-6, 1-6, 7-6 (7-5), 6-4 y 6-3 y tras una remontada histórica, pues no sólo superó dos sets en contra, sino que salvó tres pelotas de partido en el tercero.

La disputa resultó tan tremenda que fue la más larga en la historia del torneo que se celebra en Nueva York: tres horas y 49 minutos. Vencedor en Roland Garros, Moyà demostró a sus 22 años una gran capacidad de sufrimiento frente a un rival que jamás se rinde. Uno y otro acabaron con calambres, desfondados, exhaustos.

"No tengo nada que decir al triunfo de Moyà", se resignó Chang, ganador también de Roland Garros. "Jugó un gran tenis en los momentos decisivos", agregó, "nunca se dio por vencido y yo desaproveché mis oportunidades para resolver en la tercera manga". La estadística asegura que el español tuvo un 50% de acierto en el primer servicio, cometió nueve dobles faltas, protagonizó seis aces, se le contabilizaron 59 errores no forzados y 53 puntos sobre 76 disputados en la red, y ganó un punto menos que Chang (186 puntos por 187).

"Ha sido uno de los partidos más dramáticos que he disputado", corraboró Moyà, tendido sobre la mesa de masajes. "Fue muy largo, con peloteos que duraron mucho, pero ahora me siento tremendamente feliz", prosiguió. "No me quedó más opción que pasar al ataque, subir a la red y forzar a Chang. En esos momentos piensas que todo está perdido, así que no te queda otra solución que arriesgar, para acabar o remontar".

El tenista mallorquín, que en la próxima ronda se enfrentará al estadounidense Jean Gambill, coincidió en que el partido fue un duelo de campeones que se resolvíó en el décimo juego del tercer set. Chang dominaba por 4-5, con el servicio en su poder y tres pelotas de partido por delante. Nadie apostaba por Moyà, que nunca había superado un encuentro con dos mangas en contra. Pero el español reaccionó, forzó el desempate y después ganó el partido con gran temple. La imagen de Moyà después del último punto, arrodillado, con los brazos apuntando al cielo, expresabatanto su emoción como la dureza de la contienda.

Moyà se unió al chileno Marcelo Ríos (número 2), al holandés Richard Krajicek (5), al ruso Yevgeny Kafelnikov ( 11), al británico Tim Henman (13) y a Corretja (7), en la tercera ronda. Corretja, al igual que en el partido anterior contra Pozzi, volvió a necesitar más de tres horas, para deshacerse de Perlant.

"Llevo dos batallas seguidas", argumentó el español. "Pozzi pega muy fuerte a la bola y Perlant me ha obligado a un esfuerzo brutal", agregó, "pero he sobrevivido y me encuentro listo para afrontar el siguiente partido", frente a Byron Black, de Zimbabue, que eliminó a Fernando Viciente. No hubo tampoco sorpresas en el cuadro femenino, y todas las favoritas pasaron ronda: la suiza Martina Hingis (número 1), la checa Jana Novotna (3), la estadounidense Monica Seles (6), la suiza Patty Schnyder (11) y Arantxa Sánchez (4).

Victoria de Arantxa

Arantxa Sánchez Vicario se clasificó para los octavos de final, tras superar a la francesa Sarah Pitkowski, por 6-2 y 6-3. "No estuve brillante, pero sí consistente", resumió la española, que se enfrentará a la ganadora del partido Kournikova-Farina.Conchita Martínez, mientras, se enfrentaba al cierre de esta edición a Lisa Raymond (EEUU), y Virginia Ruano a Lindsay Davenport (EEUU).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de septiembre de 1998

Más información

  • El mallorquín derrota a Chang en el partido más largo del Open de EE UU de tenis